Por el dólar viajan muchos menos personas a Chile

El promedio de 9.300 personas diarios bajó más de 70% el primer día del año. Se espera una fuerte ocupación en la plaza turística local.

De un promedio aproximado de 9.300 personas que viajaron a Chile desde Mendoza en enero de 2018, se bajó a más de un 70%: el primer día de este año la gente de acá que cruzó la cordillera fue un poco más de 2100. La comparativa surge de mediciones de organismos oficiales como Gendarmería Nacional y Migraciones y se considera como proyección.

De todos modos, y pese a la suba del dólar, Chile parece seguir entre los destinos predilectos. Tal como informaron desde la Dirección Nacional de Migraciones, desde el sábado 29 de diciembre, hasta el lunes 1 de enero, salieron por Libertadores 22.100 personas.

Por ser el comienzo del fin de semana largo por Año Nuevo ese sábado fue el día más concurrido del paso con 9.500 personas, el domingo 30 fue mermando con 7.000, el lunes 31 con 3.500 y el 1 terminó con 2.100.

En general las esperas estuvieron entre media y una hora, salvo el sábado a la mañana cuando las demoras llegaron a las tres horas.
El año pasado, según información del paso fronterizo Los Libertadores, entregada por

Gendarmería Nacional de Argentina, durante los 8 primeros días de enero 74.793 personas cruzaron hacia el país trasandino, de los cuales se estima que la mayoría tiene a la región de Valparaíso como destino.

Optimismo local
Así como el 2018 culminó con gran éxito en materia turística, referentes del sector auguran una buena temporada de verano. A pesar del sofocante calor de verano, esperan que la popularidad del vino, la gastronomía, los paisajes naturales, la conectividad aérea, la devaluación del dólar y la promoción sigan atrayendo viajeros.

Desde la Cámara de Turismo de Mendoza, señalaron que estiman superar el 80% de ocupación para enero. Mientras que desde el gobierno recordaron que el año pasado la temporada cerró con 66% y adelantaron que para éste vaticinan un crecimiento del 10%.

«El binomio playa-mar ya no es lo único para los turistas, sino que muchos apuestan a conocer nuevos lugares y en ese sentido Mendoza tiene una excelente oferta de verano», expuso Gabriela Testa, presidenta del Ente Mendoza Turismo (Emetur).

Recordó que en 2018 la temporada estival cerró con un 66% de ocupación promedio y que este año, tras una reunión con el sector, estiman estar un 10% por encima.

«Ya el fin de semana largo por año nuevo tuvo más demanda que el 2017-2018», dijo la presidenta del Emetur a la vez que detalló que la ocupación fue del 85% en promedio provincial con mayor ocupación en las zonas de Valle de Uco, San Rafael y la montaña.

En ese sentido explicó un fenómeno que se repite: «Durante todo el año el Gran Mendoza suele estar por encima en ocupación, pero en el verano se invierte y crecen los destinos de montaña y más alejados a la ciudad».

Arturo González, presidente Cámara de Turismo de Mendoza coincidió con las apreciaciones de la funcionaria. «Durante esta temporada lo más buscado es la zona de montaña y San Rafael, ya que los turistas priorizan las actividades al aire libre y en los diques», aseguró.

Asimismo remarcó que el fin de semana de fin de año, no solía registrar niveles tan altos de ocupación como el que pasó. En cuanto a la temporada dijo: «A enero lo vemos bien, tenemos una proyección que va a superar al 2018 y que va a estar alrededor del 80%».

El empresario aclaró además que hay reservas que se pueden caer y otras sumar, por lo que ese número no es definitivo. A nivel personal observó que el turismo va a seguir creciendo en la medida que la inflación no supere al tipo de cambio.

En detalle
Por su parte, Andrés Muratti, vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (Aehga) dio a conocer un relevamiento que realizaron en hoteles de distintos destinos en el que se detalla que el promedio de ocupación de enero para Potrerillos es del 87%, para el Valle de Uco del 70% y para Capital del 61%.

«En los últimos años las reservas en enero y febrero se dieron en el Gran Mendoza sobre último momento. Con lo cual si bien los números no son del todo alentadores probablemente mejoren con el paso de los días. Sumado a que a que la primera semana de enero siempre fue floja y este año se trabajó bien para el 31», señaló.

Asimismo explicó que en las últimas temporadas febrero tuvo mejor ocupación que enero por lo que proyectan que este año se repita. «Por el lado del interior de la provincia, las zonas turísticas como Potrerillos, Valle de Uco y San Rafael registran buenos porcentajes de reservas», añadió.

Consultados sobre la ocupación para enero, desde Cabañas Andinas, ubicadas en Potrerillos, aseguraron que hasta el 20 de enero están al 100%. «A partir de ese día empieza a aflojar un poco, pero por el momento estamos muy bien», detalló Noelia desde el complejo. Por otra parte adelantó que a febrero está más «flojo». En cuanto a la procedencia de los visitantes, contó que son todos nacionales, principalmente de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Distinta fue la percepción del hotel San Martín, ubicado en el centro de Mendoza. «En enero tenemos una semana bastante buena entre el 6 y el 9, pero después está bastante bajo», comentó Emilia. Ella comentó que durante el verano los turistas no eligen tanto el centro y aclaró que hay muchos que llegan sin reserva.

Segundo destino en Argentina
«Numéricamente después de Buenos Aires somos el destino con más extranjeros del país. En parte porque estamos muy cerca de Santiago de Chile y el flujo desde ese país fue muy importante, pero además porque somos un destino con atractivos turísticos de carácter internacional», aseguró Gabriela Testa.

Como dos de estos atractivos la funcionaria mencionó al Aconcagua, que registró un incremento en sus visitas y al turismo enológico, que tiene al vino como gran embajador de la provincia en el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here