Ponen a la venta la conservera Alco, que tiene 140 empleados

Ya salió la licitación para recibir ofertas. La firma sigue funcionando aunque está intervenida por la justicia desde que entró en quiebra.

El subsecretario de Agroindustria, Sergio Moralejo, confirmó que ya salió el pliego de licitación para la venta, con personal, de la conservera Alco-Canale, ubicada en el Valle de Uco. De acuerdo con el funcionario, se formalizó el llamado a las empresas para esta etapa, anterior a la venta (recepción de ofertas).

El funcionario se ha mantenido en constantes comunicaciones con la empresa, en atención a que se trata de una industria que brinda 140 empleos directos y que en temporada emplea a aproximadamente 600 personas más.

Sin embargo, advirtió que en esta instancia es la Justicia la que toma las decisiones sobre el futuro de la empresa, pero celebró que se haya decidido que se continuara con la “explotación de la empresa de forma inmediata” para “preservar las fuentes de trabajo”, de acuerdo con el dictamen del magistrado Alberto Alemán, del Juzgado Nacional Comercial N°1.

LEÉR MÁS  Precios: la zona Cuyo es la más cara del país

Los pliegos comenzaron a prepararse desde que se decretó la quiebra de la firma, “con empresa en marcha” en sus tres plantas. Por lo que se pretende que se presenten postulantes, con ofertas formales, y luego se hará un segundo llamado para adquirir las empresas.

Aunque por el momento no se han concretado las licitaciones, se sabe que hay dos fondos de inversión muy interesados en adquirir esta industria conservera, la más importante del Valle de Uco.

Más de ocho años en conflicto
La conservera arrastra problemas financieras desde hace ya mucho tiempo. En el año 2010 dio inicio a un concurso de acreedores y en el 2015 necesitó de un salvataje de la Nación por $ 150 millones para poder seguir operando.

LEÉR MÁS  Precios: la zona Cuyo es la más cara del país

Y lo último que se supo al respecto es que en abril del 2017 el Grupo Canale, de Industrias Alimenticias S.A, alcanzó un acuerdo con el fondo de inversión norteamericano Greylock Capital para reestructurar el pasivo de la empresa, a cambio de acciones. En ese momento se estimaba que la empresa necesitaba al menos 15 millones de dólares para capitalizarse y alcanzar un ritmo normal de producción.

El acuerdo con Greylock finalmente se cayó, pero un llamado a licitación abre las puertas para que éstos, u otros inversores, lleven ahora el control de la planta.

De todas maneras, más allá del monto estimado para que la conservera opere, el precio de venta lo terminará poniendo el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here