El proyecto -denominado Dragonback Estate- toma nuevo impulso, ahora de la mano de un peso peso dentro del Real Estate mundial, como es la norteamericana YoungWoo & Assoc. El emprendimiento contaría con 550 hectáreas plantadas con viñedos, distribuidas entre inversores propietarios, área hotelera y una bodega comunitaria.

Con la meta de completar las 820 hectáreas con variedades de uva de alta gama, de las cuales ya producen 275 en Alto Agrelo, Dragonback Estate -el megaemprendimiento inmobiliario con foco en los viñedos y el vino que lleva adelante la norteamericana YoungWoo- encara un nuevo ciclo.

El emprendimiento -que anteriormente se llamó Santa María de Los Andes y arrancó en 2012- cuenta hoy con 44 inversores que integran el consorcio, entre los cuales se cuentan Marcelo Tinelli, Daniel Awada (padre de la Primera Dama), el empresario mediático brasileño Roberto Marinho, dueño de Red O´Globo, entre otras figuras nacionales y del exterior.

El lugar se encuentra a poco más de 45 minutos de la Ciudad, en el departamento de Luján de Cuyo, es un proyecto que comprende unas 820 hectáreas, en total, de las cuales 275 se encuentran plantadas con varietales como el Malbec en un 70%, aproximadamente, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Bonarda, Syrah, Petit Verdot, Viognier, Sauvignon Blanc, Pinot y, en menor proporción, Torrontés.

LEÉR MÁS  Quisieron hacer un asado y prendieron fuego la casa

“Buscamos estabilizar el proyecto, lo que nos llevó alrededor de 3 años y una importante inyección de capital. Hasta el momento está desarrollado sólo un 50 % del emprendimiento total. Hoy es el más grande dentro de sus características en Mendoza y mundia, pero hubo que poner en orden desde la administración unificada hasta el paisajismo para volver a tomar fuerte la conducción”, señaló Enrique Gross, presidente.

Enrique Gross, presidente para Latinoamérica de Young Woo&Asoc (YWA), Jack Woo CEO de Dragonback Estate y Guillermo Neyra, vice presidente de Dragonback Estate.

 

Lanzado en 2014 como Santa María de Los Andes, Pueblo de Viñas, el proyecto, ponderado entre los inversores estadounidenses como un “agribusiness”, se rebautizó Dragon Back y se promueve como una combinación de “viñedos propios, bodega boutique con hotel y una villa de lujo, sobre una superficie de 2 mil acres”.

LEÉR MÁS  Procesaron a un científico del Conicet por el diseño del inventario de glaciares

Precisamente la bodega es el próximo paso del emprendimiento. De hecho, YWA apura un acuerdo con un grupo inversor vitivinícola extranjero para encarar la construcción de un establecimiento que tendrá, inicialmente, 500 mil litros de capacidad, ampliables hasta 1,5 millón.

Según Gross, es el reto, junto al plan progresivo de poner en producción las 820 hectáreas disponibles, de las cuales casi 350 están implantadas (70% malbec, además de cabernet sauvignon, franc, bonarda, syrah, petit verdot, viognier, sauvignon blanc, pinot noir y torrontés), con parcelas de hasta 55 hectáreas para “interés del inversor local o extranjero”.

“Pasada la turbulencia económica hoy nos sentimos más confortables y con margen para encarar la segunda etapa, pero faltan mejorar condiciones en el país y en la provincia. Por ejemplo, con política a largo plazo para el agua”, advirtió el ejecutivo, para quien el objetivo es llegar a una villa con distintas unidades de negocio y hasta llegar a una bodega de perfil más industrial “lo cual va de la mano de la perspectiva de exportar y los mercados potenciales”.

LEÉR MÁS  Empresa familiar local sale al Mercado de Capitales

El capítulo alojamiento sigue centrado en el lodge-spa del lugar, en manos de la bodega Rossell Boer y también en expansión.

Hoy con 3 departamentos pasará a 10 en poco tiempo, además de abrir una cava y restaurante al público. Paralelamente, en los planes aparece una cadena hotelera de lujo.

Con numerosos propietarios mayormente oriundos del extranjero, este emprendimiento tuvo su impulso en dos etapas de plantación:

Primera etapa: con 115 hectáreas plantadas entre 2007 y 2010.
Segunda etapa: en 2012 con 150 hectáreas adicionales.

En Dragonback Estate el riego es presurizado, hecho que maximiza las posibilidades que brinda el agua como bien tan preciado y escaso en medio del desierto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here