Se trata de General Alvear, Las Heras, Malargüe, Mendoza, San Rafael, Tunuyán y Uspallata. Desde la CAME admiten que buscan evitar que más consumidores vayan a Chile a comprar.

Sólo siete ciudades de Mendoza accedieron al plan de 12 cuotas puesto en marcha por la Federación Económica Mendoza (FEM), Confederación Argentina de la Mediana Empresa

(CAME) y la Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra (ATACyC). El objetivo, según explicaron, es incrementar las ventas en los comercios locales, con la idea de frenar la sangría que ha provocado el éxodo de consumidores a Chile, traccionado por los bajos precios que se registran del otro lado de la Cordillera.

Por lo tanto, desde la semana pasada los comercios con CUIT registrados en las ciudades de General Alvear, Las Heras, Malargüe, Mendoza, San Rafael, Tunuyán, Uspallata, pueden ofrecer la opción de 12 cuotas sin interés sólo por tres meses.

“Se trata de un acuerdo para 75 ciudades de frontera, entre ellas 7 de Mendoza, que son las que más están sufriendo las asimetrías. Por lo tanto, los bancos bonifican el 50% de la tasa de aceleración que le cobran a los locales por el pago y los comerciantes tienen que hacer el descuento que está incluido en precio de la promoción, así el consumidor paga en doce cuotas sin interés”, indicó el Secretario General de CAME, José Bereciartúa.

A diferencia del programa Ahora 12, el convenio CAME-ATACYC alcanza también la hotelería y gastronomía en 12 cuotas sin interés. Y abarca a rubros que el programa oficial no lo hace, como ópticas, regalerías, perfumerías, relojerías, entre otros y productos de cualquier origen.

LEÉR MÁS  Buscan incrementar exportaciones a Panamá

Desde CAME explicaron que el acuerdo tienen un alcance de 6 meses, pero que estará dividido en dos tramos. Así las cosas, el beneficio que se aplicará con las tarjetas Visa, Mastercard, Cabal y American Express, estará vigente desde el 7 de julio al 8 de octubre inclusive, para todos los comercios y establecimientos cuyos códigos postales registrados ante las emisoras que en el caso de Mendoza son: 5620, 5539, 5613, 5500, 5600, 5560 y 5545.

Sin embargo, el segundo tramo dependerá de la decisión que tome el gobierno provincial frente a su posición recaudatoria en este tipo de operaciones.
Así las cosas, el tramo que arrancará del 9 de octubre al 6 de enero de 2018 inclusive y se aplicará sólo en las localidades situadas en las provincias que hayan eliminado el régimen de retención de Ingresos Brutos a las operaciones realizadas con Tarjetas de Crédito y Débito.

“Por comercio se pueden colocar operaciones por $ 100 mil mensuales por tarjeta incluida en el acuerdo y esto estará vigente hasta el 8 de octubre, de allí en adelante se podrá seguir utilizando sólo si la provincia de Mendoza elimina la retención de ingresos brutos en las operaciones que se realizan en esto comercios”, dijo Bereciartúa, quien admitió que se percibe una desaceleración en la caída de las ventas minoristas a nivel nacional, algo que también ha tenido su correlato en la provincia, “claramente algunos índices están mostrando una recuperación, pero venimos de índices muy complejos”, señaló.

LEÉR MÁS  Buscan incrementar exportaciones a Panamá

Por su parte, Adolfo Trípodi, presidente de la FEM indicó que “si un comercio vende bienes semi durables como puede ser un electrodoméstico el uso de la tarjeta de crédito como medio pago supera más del 60% de las operaciones totales de ese negocio, es por esto que es muy importante este acuerdo”.

La provincia analiza la situación

Ayer por la mañana el ministro de Hacienda Lisandro Nieri, se reunió con representantes de la FEM y de CAME quienes le plantearon la necesidad de que la provincia acompañe esta campaña.

En este sentido, Nieri dijo a Los Andes que “todo lo que sea bajar la presión tributaria siempre lo estamos analizando pero tenemos limitaciones porque tenemos que cumplir con las obligaciones propias del Estado”.

Agregó que “toda medida tiene un costo y estamos trabajando en eso, lo vamos a analizar, porque es cierto que tenemos problemas de competitividad. Pero también hay que reconocer el esfuerzo que ya hecho el gobierno en bajar los impuestos”.

Chile y el impacto en la balanza comercial

Según datos provistos por CAME, si se toman las ventas por grandes regiones geográficas, las retracciones interanuales más fuertes en el primer bimestre del año se sintieron en Cuyo (-6,9%), NEA (-6,4%) y NOA (-5,9%). También en la Patagonia los descensos promediaron el 4,7%. En la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, las ventas cayeron 3,3%, en la Región Centro 2,9% y en la Provincia de Buenos Aires 1,7%.

LEÉR MÁS  Buscan incrementar exportaciones a Panamá

Las caídas más pronunciadas en esas zonas tienen una clara explicación: la cantidad de argentinos que cruzan a comprar en Chile, Bolivia y Paraguay, principalmente. Casi 3 millones de argentinos cruzaron en 2016 a Chile, 49% más que en 2015. Se estima que este año la cifra ascenderá a 3,7 millones de turistas que viajarán al otro lado de la cordillera, un promedio de 10.000 por día, según el Servicio Nacional de Turismo de ese país (Sernatur).

En Chile, la forma de pago elegida por los argentinos en un 90% es con tarjeta. Dado que el débito conviene por el tipo de cambio, se usa más, luego se utiliza el crédito. Así, entre ambos tipos de transacciones, se registraron cifras que superaron los U$S 830 millones (sin contar las operaciones en efectivo); es decir más de 13 mil millones de pesos.

En 2016 las importaciones de Argentina a Chile aumentaron 20% por las compras hormiga que hicieron los turistas con tarjetas de crédito y débito (sin contabilizar los pagos en efectivo) que por lo que entró por la balanza comercial formal. Fueron U$S 836 millones importados por turistas buscadores de precios contra U$S 689 millones que se importó por aduanas. Los datos surgen del Indec, informe de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile -CNC- sobre la base de datos de Transbank, la administradora de Visa, Mastercard y Diners Club.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here