Piden una salida ordenada de la crisis de deuda y bono por bono

El economista Daniel Marx dijo que Argentina se encamina “de vuelta a una revisión de los contratos”, y abogó por hacerlo dentro de un plan económico que sustentabilidad a un canje de deuda.

En la conferencia anual de FIEL, Marx, Director Ejecutivo de Quantum Finanzas, aseguró que para encarar el canje “sin buscar atajos” se necesita contar con autoridades legítimas, porque de lo contrario “hay temor de que se vuelva a revisar».

Marx advirtió que quedan muchos vencimientos hasta fin de año, a pesar del reperfilamiento.

“El Gobierno tiene algunos fondos a los que puede recurrir junto a la ayuda del Banco Central, pero también podría reperfilar el reperfilamiento”, advirtió Marx.

Agregó que esto tiene consecuencias en “corridas con la moneda y el sistema bancario”. Así, consideró que “el Banco Central tendrá un rol de absorción y de defensa de la moneda” en lo que viene.

Por otra parte, puntualizó que el próximo gobierno va a tener presiones con fuertes vencimientos en febrero y mayo del año próximo. En ese sentido, Marx abogó por una “salida ordenada” de la crisis de deuda.

Para esto, pidió que se “atiendan los problemas de fondo” porque sino “sólo se gana tiempo antes del próximo incidente, con las consecuencias en las decisiones de consumo e inversiones”.

En otro orden, el economista de Quantum precisó que “Argentina no está en una situación en la que pueda encarar” un canje de deuda “con holgura”.

LEÉR MÁS  La deuda que emite Hacienda es por u$s 1000 millones y $ 5000 millones

“No tiene el margen que tuvo Grecia, porque no tiene la chequera que tenía ese país, no sólo del FMI, sino también del Banco Europeo y del Fondo de Estabilización Europeo”, indicó.

Marx añadió que “Argentina no quiere imitar a Grecia porque allí cayó de 20% a 25% el PBI de punta a punta del proceso de reestructuración de deuda”.

Sobre el próximo plan económico, advirtió que “va a tener que cuidar la política monetaria, para evitar la fuga de capitales, pero también para evitar que condicione el consumo y a los productores en sus decisiones de inversión”.

Asimismo, dijo que serán decisiones políticas:

Hacer o no una quita de capital.
El reparto de la carga para la salida de la crisis entre distintos tenedores de deuda y con el resto de la economía.
En tal sentido, Marx comentó que los fondos de inversión extranjeros dicen que, ya que es lo más fácil, el Gobierno debería reestructurar la deuda bajo ley argentina.

Sin embargo, el economista no lo recomendó porque dijo que lo que el país necesita es precisamente que sus contratos y su moneda sean creíbles.

Por otra parte, acotó que la deuda en pesos ya fue licuada en parte por la inflación y la devaluación. Pero también advirtió que no se trata de “acelerar toda la deuda, dejarla en default un tiempo y luego aparecer con una oferta igual para todos”.

LEÉR MÁS  Echegaray absuelto, le inicia demanda a Prat Gay

“Hay que ver los plazos y precedentes. Empezar con los bonos de corto plazo y si los de largo plazo no causan problemas, no tocarlos», sugirió.

En tanto, Marx opinó que “tal vez la próxima administración puede pensar que los pares y los discount ya tuvieron quitas en 2005, y no vamos a darles otro golpe”.

Con relación al peso de la deuda, relativizó otras mediciones, como la del Fondo que dijo que es 100% del PIB, y agregó que al homogeneizar el tipo de cambio, da un ratio de 65% del PIB. “Es superior a otros países de Latinoamérica pero inferior a Brasil, y nadie teme que ese país vaya a un default”, remarcó.

“El problema está en la sustentabilidad financiera, en Argentina prevalece la visión de lo fiscal en lo que sería un superávit primario, más en la ejecución que en las intenciones”, expresó.

Y adelantó que “el FMI no está apurado por hacer un desembolso”. “No descarto que el Fondo espere a un arreglo de deuda como condición de un desembolso”, concluyó Marx.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here