Se trata de las sociedades Eólica Koluel Kayke; Central Eólica Pampa de Malaspina; Eólica Nueva Pampa de Malaspina y Central Eólica Nueva Koluel Kayke.

Industrias Metalúrgicas Pescarmona S.A. decidió poner en venta varias de sus empresas controladas para poder reducir esa pesada deuda que intenta reducir para poder salir del default al que ingresó en 2014. Esto como parte del proceso de reestructuración de un pasivo cercano a los u$s 1100 millones, según informó diario El Cronista.

En este marco, el grupo mendocino que todavía comanda Enrique Pescarmona cedió el control de cuatro de sus compañías vinculadas a la energía eólica. Se trata de las sociedades Eólica Koluel Kayke; Central Eólica Pampa de Malaspina; Eólica Nueva Pampa de Malaspina y Central Eólica Nueva Koluel Kayke.

La determinación fue tomada por una asamblea general extraordinaria llevada a cabo el 18 de mayo pasado en la casa central de Impsa en la capital mendocina. Eólica Koluel Hayke y Central Eólica Nueva Koluel Kayke están a cargo de la construcción de una central de generación de energía eólica localizada en la provincia de Santa Cruz.

El proyecto denominado Koluel Kayke II, tendrá una capacidad de 25 MW y contará con 12 aerogeneradores de tecnología desarrollada por IMPSA en el país. En el caso de Central Eólica Pampa de Malaspina y Eólica Nueva Pampa de Malaspina se vinculan al desarrollo, ejecución y explotación de proyectos eólicos y surgió para desarrollar el Parque Eólico Malaspina I en la Provincia de Chubut, el cual estará compuesto por 25 aerogeneradores de 2MW cada uno. En el encuentro, los ejecutivos del holding explicaron que como parte del proceso de reestructuración de deuda de la sociedad en el marco del Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) que se encuentra a la espera de la aprobación judicial, se ha previsto la venta de activos.

Al respecto, Ernesto Sosa, apoderado de Impsa, explicó durante la asamblea que dicha venta de activos “se adecua al criterio de la mejor conveniencia para dichos acreedores y para el proceso de reestructuración, todo ello en condiciones de mercado, como un medio para mantener la operatividad de la empresa, principal objetivo de la reestructuración tanto para la sociedad como para sus acreedores”. Agregó el ejecutivo que en el caso de las subsidiarias Central Eólica Pampa de Malaspina y Eólica Nueva Pampa de Malaspina, las condiciones de negociación con Ficus Capital, Aseguradores de Cauciones fueron avaladas por el Comité de Acreedores de la reestructuración, por el Banco de la Nación Argentina y el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), acreedores prendarios y titulares de derecho de prenda sobre las acciones de ambas empresas eólicas.

Las entidades fueron notificadas para autorizar la venta. En el caso de Eólica Koluel Kayke y Central Eólica Nueva Koluel Kayke, Sosa aseguró que las condiciones acordadas con Aseguradores de Cauciones, uno de sus acreedores “no solo permiten compensar la deuda existente con dicho acreedor, sino que también permiten que las subsidiarias Central Eólica Pampa de Malaspina y Eólica Koluel Kayke accedan a nuevas pólizas de caución a tales compañías para habilitar la suscripción de nuevos contratos de abastecimiento de energía con la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista SA (Cammesa). Además, siempre según Sosa, la operación le otorga valor a las subsidiarias, que de otro modo no tendrían.

El funcionario propuso dar curso a las operaciones de venta mencionadas y aprobar la suscripción de los contratos. En ese sentido, su moción fue aprobada por unanimidad por los accionistas presentes, entre los que se encontraba el propio Pescarmona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here