Mitos financieros que debes desechar antes de los 30

Esa concepción es impulsada en muchas veces por la presión social y por desconocimiento, pero es momento de echar por tierra muchas de esas creencias:

-Tengo que casarme porque es ‘el siguiente paso’: Ceder ante la presión de los familiares y amigos puede ser lo peor y más cuando las costumbres dictan la forma de actuar de muchas personas, pero es preferible evaluar si tu condición financiera te permite dar ‘el siguiente paso’, o si deseas iniciar un matrimonio con un montón de deudas. Si tu relación es suficientemente fuerte pueden esperar a que la situación económica de ambos sea la adecuada.

-Mientras el sueldo sea bueno, soportaré un trabajo que no me gusta: Quizá los 30 sí deben ser un punto de referencia en este sentido, pues no querrás llegar a ese momento en un trabajo que no es para ti y que te hace infeliz.

-No hay forma de negociar tus deudas: Muchos crecen con la creencia de que no hay manera de solucionar una deuda con el banco, ni cómo negociar un lío financiera cuando los bancos siempre se salen con la suya pero sí existe la posibilidad de negociar con las diferentes entidades financieras, explicar cuánto puedes pagar de manera mensual y establecer un nuevo plazo y monto.

LEÉR MÁS  En Mendoza la inflación acumulada del primer semestre fue del 21,8%

-Debo comprar una casa porque ‘es lo que hacen los adultos’: También hay quienes tratan de satisfacer las expectativas de sus padres, sus parejas o sus colegas, pero quizá esa casa está fuera de tu presupuesto y un departamento es mejor opción. Piensa en el gasto y responsabilidad que una casa representa, ¿necesitarías un crédito? ¿Puedes pagar los servicios y mantenimiento? ¿El lugar de ubicación es el indicado? No te dejes guiar por deseos ajenos y sobre todo ignora la presión de los 30.

-Soy muy joven e inexperto para empezar a invertir: La mayoría no le saca jugo a sus ahorros y la razón principal es porque desconocen cómo hacerlo. Pensamos que quienes invierten son aquellos con grandes sumas de dinero y experiencia en el tema. Sin embargo, existen muchos instrumentos financieros que pueden hacer crecer tu dinero y lo puedes hacer desde sumas pequeñas, además entre más pronto lo hagas, puedes obtener mayores beneficios.

LEÉR MÁS  La inflación de junio a nivel nacional fue de 2,7% y en Mendoza, 2,6%

-Es momento de tener hijos: La decisión no es tan simple como eso; la verdad es que no hay nada más irresponsable que tener un hijo sin contar con una sólida base financiera. De acuerdo con la Profeco, cada familia destina 26% de su ingreso en el mantenimiento de un bebé.

-Soy invencible: Los jóvenes cuentan con una visión peculiar de la vida, donde ven la adultez y la vejez como algo lejano y al llegar a los 30 los miedos se destapan. Contar con un seguro de vida, de gastos médicos mayores o de salud puede ser una herramienta muy útil para ese futuro no tan lejano.

-Soy un fracaso porque no gano lo mismo que la gente de mi edad: La mejor solución para resolver esto es dejar de husmear en los perfiles de Facebook y LikedIn de tus ex compañeros de Universidad y centrarte en tu propio desempeño y capacidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here