La retracción que exhibió el consumo local de carne vacuna en el área metropolitana durante enero pasado, provocó que su precio se contrajera casi un 2 por ciento en las góndolas y carnicerías, y también cayera un 4 por ciento el valor de la hacienda en el Mercado de Liniers, según indicaron distintos informes privados.
Según los relevamientos que realiza el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el precio de la carne bovina en los mostradores o góndolas se ubicó en un promedio de $ 113 por kilo en unos 200 puntos de venta en Capital Federal y el Gran Buenos Aires.
Allí, producto de la retracción del 4 por ciento interanual que ofrece el mercado de consumo de carnes vacuna -que actualmente se sitúa en 57 kilos per cápita-, se registró una caída promedio del 1,75 por ciento respecto al valor de $ 115 relevado en diciembre de 2016.
Las expectativas de mercado, sumado a los problemas climáticos, según admite el analista ganadero Ignacio Iriarte, el negocio ganadero actualmente se ve signado por la pérdida que valor que ofrece la hacienda en pie durante los últimos meses.
Desde setiembre de 2016, el precio de la hacienda de consumo -según informes relevados por FIFRA- cayó hasta un 9 por ciento, mientras que en el caso del novillo, con un valor que ronda los $ 30 por kilo vivo, la retracción registrada es del 12 por ciento.
Respecto a diciembre de 2015, la caída a moneda constante es del 24 por ciento en promedio, mientras que para marzo próximo se pronostica un valor para el novillito en Liniers, por un nivel de $ 35 por kilo vivo.
En el Mercado de Liniers, los precios registraron una caída promedio del 4 por ciento intermensual en enero, quebrando la tónica de mejora que se mantenía a instancias de las fiestas de fin de año.
Para el caso puntual del novillo, se constata una caída del 18 por ciento respecto al precio que recibió en enero de 2016.
La retracción en las ventas, de acuerdo al relevamiento del IPCVA, llevó a que el valor promedio de la carne vacuna en las supermercados en el área metropolitana recortara sus valores de 120 a 118 pesos de diciembre a enero último.
Esta tendencia de merma que ya era habitual en los últimos meses en los Súper también se registró en el caso de las carnicerías: cuyos precios retrocedieron desde un valor de 114 a 112 pesos desde el último mes de 2016 a enero pasado. 
LEÉR MÁS  Bodegas mendocinas buscan destino comercial en Centroamérica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here