Los quince fondos de inversión nucleados en la Asociación Internacional de Derivados y Swaps (ISDA), una entidad privada que determina si se activan o no los seguros de default, dieron marcha atrás con una decisión tomada el viernes, y determinaron por unanimidad que Argentina no está en default.

La vocera de la entidad, Lauren Dobbs, dijo a Télam que ayer y hoy se llevaron a cabo reuniones en torno al tema, en la que los miembros -entre los que se encuentra el fondo buitre Elliott- determinaron que no hubo ni ”moratoria” ni ”repudio” de la deuda de parte de la Argentina.

En un curioso entramado, la vocera dijo que el ”evento de pago” de los seguros de default se activó el viernes y que ”la falla que activa el pago de un evento de crédito aún existe”, aunque aún no se precisó cuándo se pagaran estos derivados (podría haber una nueva reunión el 7 de agosto, pero la decisión se postergaría por motivos legales tras la denuncia de la CNV).

Integran el ISDA el Bank of America, Barclays, BlueMountain Capital, BNP Paribas, Citibank, Credit Suisse International, DE Shaw & Co, Deutsche Bank, Eaton Vance Management, Goldman Sachs, Elliott, Goldman Sachs, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Nomura, y Pacific Investment Managenement.

ISDA – entidad privada que determina si se activan los seguros de default – afirmó que Argentina no tuvo ni ”moratoria” ni ”repudió” su deuda

El caso argentino es una novedad a nivel mundial

Lo acontecido se suma a otro hecho inédito: se sucedieron tres reuniones y dos votaciones para determinar si el país está o no en default.

Para remarcar lo extraño del caso, basta con remitirse al caso de Grecia en 2010, cuando sólo hubo una votación, sin preguntas adicionales y se activó el cobro de 2.400 millones de dólares en concepto de seguro de default.

Durante las reuniones de ayer y hoy ”hubo presión para definir que la Argentina no ingresó en moratoria, ni repudió su deuda, de parte de los bancos de inversión que participaron de la reunión, que no querían quedar pegados a una mera determinación de default”.

Se sucedieron tres reuniones y dos votaciones y no se pudo determinar si el país está o no en default

En esto también habría sido determinante la presentación que realizó la Comisión Nacional de Valores (CNV) ante la SEC y organismos de contralor bursátil europeos para investigar el accionar de fondos buitre y el presunto uso de información privilegiada.

Un duro revés para los buitres

El especialista José María Barrionuevo -quien asesoró a Argentina en el canje de deuda de 2005- afirmó que ”la votación es un revés para los buitres y el principio de una nueva dinámica a favor de Argentina”.

El ”evento de pago” de los seguros de default se activó el viernes pero aún no se precisó cuándo se pagaran los derivados

Esta opinión se suma a los análisis legales que fueron apareciendo recientemente, en los que varios especialistas opinan que Argentina no está en default tras haber depositado la plata de los bonistas reestructurados en las cuentas del Bank ok New York (BONY), entre los que se encuentra Adam Levitin, con doctorado en Harvard.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here