No serían las inversiones sino un blanqueo más alto que el esperado el que podría ayudar a Argentina a retirarse del mercado de crédito y poder producir una corriente de financiamiento inédito en su historia. Una nueva ola migratoria, como las que llegó al país en el siglo XIX y XX, va a ser puesta en marcha en el país, que ha comenzado a ser visto con simpatía e interés por la Unión Europea. Un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur es ahora posible, aunque tarde una década. Una alianza estratégica entre Argentina y Alemania está en marcha. Al menos esta es la convicción del presidente Mauricio Macri al finalizar su gira europea en Berlín.

La otra novedad que sorprende a Macri y “al mundo” es este reciclamiento del peronismo, en “su camino a la autocrítica” y su inédita decisión de acompañar al gobierno, tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores, y con gobernadores y legisladores en sus viajes de estado. Un gesto que nadie esperaba cuando asumió Cambiemos en minoría parlamentaria y antes de la eclosión del kirchnerismo, donde comienza a amanecer otro país.

Durante su visita estratégica a Alemania, el presidente Macri converso con los dos enviados especiales de Clarín y La Nación a la hora del desayuno en Berlín. Estas fueron algunas de sus conclusiones. Si por el presidente Mauricio Macri fuera, el encuentro podría haber sido aun mucho mas temprano. No solo es un ansioso sino un madrugador nato. Así empezó su útimo día en Alemania y este fue el resultado de esta charla antes de su partida a Estados Unidos.

¿Cuál fue el resultado más importante de esta gira? -Vimos mucha mejor predisposición de lo que se veía desde allá, pensando que el Brexit paralizaba todo, y no es así. Tanto en París, como en Bruselas, como acá en Berlín, escuchamos definiciones que están más en línea a lo que nosotros pensamos. Justamente la mejor manera de consolidar la Unión Europea, la relación entre bloques, el intercambio es avanzar en esta oportunidad que tenemos que es culturalmente tan cercana ¿no? Porque finalmente América Latina principalmente deviene de un vínculo con Europa.

-¿Presidente, usted está pensando en una nueva ola migratoria europea a la Argentina, como hicieron nuestros abuelos en el XIX, como en el XX? ¿O eso incluye también a los refugiados?

-Yo creo en la nueva ola inmigratoria a la Argentina.

-¿Cómo sería?

– La Argentina es un país que hace falta poblarlo más y noto que muchos lugares del mundo tienen vocación realmente emigrar y buscar lugares que le den oportunidades. Eso debería ser, insisto, como en el tema de las sociedades estratégicas con el mundo, en una forma variada, diversa. Eso es una idea que uno tiene de lo que se debería lograr.

-¿Pero se la imagina europea y cuando?

-No. Me la imagino europea, también asiática, y en el correr de los próximos años. Argentina es un país que está llamado a crecer, a desarrollarse, a generar muchas oportunidades de trabajo, a ser poblado en forma federal. En Argentina ha habido demasiada concentración de población, en pocos centros urbanos. Entonces creo que es una condición ideal para que se produzca este tipo de fenómeno.

-¿Con los refugiados, usted va a pedir apoyo político? Usted cree que tiene que ser un proyecto común de la Argentina apoyarlos, ayudarlos y que usted tenga todo el respaldo de la fuerzas políticas y sociales para traerlos?

-Esto que estamos proponiendo es tan solo una prueba, para ver si es factible. Porque 3000 refugiados frente a los contingentes de refugiados que hay en Europa en este momento… Lo tenés que ver como una prueba, una demostración de solidaridad y una coherencia con la historia. Porque en Argentina es de los lugares donde está la comunidad siria más numerosa. Entonces no es que es la primera vez ¿no? Es más: yo estoy casado con una siria libanesa.

-¿Le preocupa que el apoyo político de estos países no se traduzca en inversiones concretas?

-No me preocupa. Lo que sí me ocupa es que los tiempos sean los más cortos posibles. Pero que hay una apuesta del mundo a la Argentina como nunca antes, la hay. -Se habla de un blanqueo que podría alcanzar mucho más de lo que ustedes están anunciando hoy. ¿Usted a cuanto cree que va a ascender?. ¿Usted cree que esa recaudación del blanqueo puede equilibrar las promesas que no se pueden cumplir, los capitales que no han podido llegar? -Primero ,el intercambio fiscal existe. Es una realidad en un mundo globalizado donde la tecnología produce un camino hacia la transparencia, que es algo muy positivo. Segundo, lo que yo prometí, sostengo, es que el segundo semestre íbamos a bajar drásticamente la inflación, que se iba a sentir el avance de la obra pública, que no solo genera futuro, sino que genera empleo presente. Y que iban  a empezar a llegar inversiones. Pero la inversión es un flujo. No es algo que llena automáticamente en el instante cero, porque uno anuncia la inversión. La sumatoria de inversiones, a lo largo de los meses, se va transformando en un flujo mayor, en un volumen mayor, que impacta favorablemente también en el empleo. Y eso es lo que dije, sostengo y está sucediendo en la Argentina. E insisto no es el primero de julio,no?.

LEÉR MÁS  Sería inminente un nuevo aumento en el precio de las naftas

-¿Y los números del blanqueo?

-Es una cambio de tendencia. Si nosotros logramos una cifra superior a los 25.000, 30.000 millones de dólares, la Argentina va a estar financiado su gradual reducción de inflación. Y eso nos va a permitir que el sector privado- por primera vez en la historia-tenga acceso a crédito a largo plazo y a tazas sumamente bajas. Y eso va a dinamizar mucho la inversión de los argentinos. En los cuales confió plenamente .Ese fuerte espíritu emprendedor que tiene nuestro país, pero que siempre lidió con altas tasas ó ningún tipo de crédito.

-¿Si se dieran esas cifras de blanqueo a la Argentina no le haría falta pedir durante su mandato más crédito al exterior?

-Así es. Nos retiraríamos del mercado de crédito y eso nos permitiría que todo el crédito de la Argentina vaya para el sector privado. Insisto, va a producir una corriente de financiamiento inédito en nuestra historia. Eso yo creo que puede tener un resultado espectacular.

-¿Usted lo espera?

-Sí, claro,  claro. Yo quiero realmente que todo aquel que tenga capacidad de emprender en nuestro país, lo haga. Y como Estado tenemos que acompañarlo, ayudarlo, para que pueda crecer cuidando el medio ambiente, pagando sus impuestos, generando empleo. Esa es la tarea del Estado.

-Durante su reunión con Merkel se hablo de lo del costo social de algunas medidas que ha tomado en estos 7 meses.

No serían las inversiones sino un blanqueo más alto que el esperado el que podría ayudar a Argentina a retirarse del mercado de crédito y poder producir una corriente de financiamiento inédito en su historia. Una nueva ola migratoria, como las que llegó al país en el siglo XIX y XX, va a ser puesta en marcha en el país, que ha comenzado a ser visto con simpatía e interés por la Unión Europea. Un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur es ahora posible, aunque tarde una década. Una alianza estratégica entre Argentina y Alemania está en marcha. Al menos esta es la convicción del presidente Mauricio Macri al finalizar su gira europea en Berlín.

La otra novedad que sorprende a Macri y “al mundo” es este reciclamiento del peronismo, en “su camino a la autocrítica” y su inédita decisión de acompañar al gobierno, tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores, y con gobernadores y legisladores en sus viajes de estado. Un gesto que nadie esperaba cuando asumió Cambiemos en minoría parlamentaria y antes de la eclosión del kirchnerismo, donde comienza a amanecer otro país.

Durante su visita estratégica a Alemania, el presidente Macri converso con los dos enviados especiales de Clarín y La Nación a la hora del desayuno en Berlín. Estas fueron algunas de sus conclusiones. Si por el presidente Mauricio Macri fuera, el encuentro podría haber sido aun mucho mas temprano. No solo es un ansioso sino un madrugador nato. Así empezó su útimo día en Alemania y este fue el resultado de esta charla antes de su partida a Estados Unidos.

LEÉR MÁS  El dólar cotizó casi sin cambios a $17.78

¿Cuál fue el resultado más importante de esta gira?

-Vimos mucha mejor predisposición de lo que se veía desde allá, pensando que el Brexit paralizaba todo, y no es así. Tanto en París, como en Bruselas, como acá en Berlín, escuchamos definiciones que están más en línea a lo que nosotros pensamos. Justamente la mejor manera de consolidar la Unión Europea, la relación entre bloques, el intercambio es avanzar en esta oportunidad que tenemos que es culturalmente tan cercana ¿no? Porque finalmente América Latina principalmente deviene de un vínculo con Europa.

-¿Presidente, usted está pensando en una nueva ola migratoria europea a la Argentina, como hicieron nuestros abuelos en el XIX, como en el XX? ¿O eso incluye también a los refugiados?

-Yo creo en la nueva ola inmigratoria a la Argentina.

-¿Cómo sería?

– La Argentina es un país que hace falta poblarlo más y noto que muchos lugares del mundo tienen vocación realmente emigrar y buscar lugares que le den oportunidades. Eso debería ser, insisto, como en el tema de las sociedades estratégicas con el mundo, en una forma variada, diversa. Eso es una idea que uno tiene de lo que se debería lograr.

-¿Pero se la imagina europea y cuando?

-No. Me la imagino europea, también asiática, y en el correr de los próximos años. Argentina es un país que está llamado a crecer, a desarrollarse, a generar muchas oportunidades de trabajo, a ser poblado en forma federal. En Argentina ha habido demasiada concentración de población, en pocos centros urbanos. Entonces creo que es una condición ideal para que se produzca este tipo de fenómeno.

-¿Con los refugiados, usted va a pedir apoyo político? Usted cree que tiene que ser un proyecto común de la Argentina apoyarlos, ayudarlos y que usted tenga todo el respaldo de la fuerzas políticas y sociales para traerlos?

-Esto que estamos proponiendo es tan solo una prueba, para ver si es factible. Porque 3000 refugiados frente a los contingentes de refugiados que hay en Europa en este momento… Lo tenés que ver como una prueba, una demostración de solidaridad y una coherencia con la historia. Porque en Argentina es de los lugares donde está la comunidad siria más numerosa. Entonces no es que es la primera vez ¿no? Es más: yo estoy casado con una siria libanesa.

-¿Le preocupa que el apoyo político de estos países no se traduzca en inversiones concretas?

-No me preocupa. Lo que sí me ocupa es que los tiempos sean los más cortos posibles. Pero que hay una apuesta del mundo a la Argentina como nunca antes, la hay.

-Se habla de un blanqueo que podría alcanzar mucho más de lo que ustedes están anunciando hoy. ¿Usted a cuanto cree que va a ascender?. ¿Usted cree que esa recaudación del blanqueo puede equilibrar las promesas que no se pueden cumplir, los capitales que no han podido llegar?

-Primero ,el intercambio fiscal existe. Es una realidad en un mundo globalizado donde la tecnología produce un camino hacia la transparencia, que es algo muy positivo. Segundo, lo que yo prometí, sostengo, es que el segundo semestre íbamos a bajar drásticamente la inflación, que se iba a sentir el avance de la obra pública, que no solo genera futuro, sino que genera empleo presente. Y que iban  a empezar a llegar inversiones. Pero la inversión es un flujo. No es algo que llena automáticamente en el instante cero, porque uno anuncia la inversión. La sumatoria de inversiones, a lo largo de los meses, se va transformando en un flujo mayor, en un volumen mayor, que impacta favorablemente también en el empleo. Y eso es lo que dije, sostengo y está sucediendo en la Argentina. E insisto no es el primero de julio,no?.

-¿Y los números del blanqueo?

-Es una cambio de tendencia. Si nosotros logramos una cifra superior a los 25.000, 30.000 millones de dólares, la Argentina va a estar financiado su gradual reducción de inflación. Y eso nos va a permitir que el sector privado- por primera vez en la historia-tenga acceso a crédito a largo plazo y a tazas sumamente bajas. Y eso va a dinamizar mucho la inversión de los argentinos. En los cuales confió plenamente .Ese fuerte espíritu emprendedor que tiene nuestro país, pero que siempre lidió con altas tasas ó ningún tipo de crédito.

LEÉR MÁS  Repunte de la construcción en Mendoza: aseguran que se crearon 2 mil nuevos empleos

-¿Si se dieran esas cifras de blanqueo a la Argentina no le haría falta pedir durante su mandato más crédito al exterior?

-Así es. Nos retiraríamos del mercado de crédito y eso nos permitiría que todo el crédito de la Argentina vaya para el sector privado. Insisto, va a producir una corriente de financiamiento inédito en nuestra historia. Eso yo creo que puede tener un resultado espectacular.

-¿Usted lo espera?

-Sí, claro,  claro. Yo quiero realmente que todo aquel que tenga capacidad de emprender en nuestro país, lo haga. Y como Estado tenemos que acompañarlo, ayudarlo, para que pueda crecer cuidando el medio ambiente, pagando sus impuestos, generando empleo. Esa es la tarea del Estado.

-Durante su reunión con Merkel se hablo de lo del costo social de algunas medidas que ha tomado en estos 7 meses.

-¿Quién es para usted el jefe de la oposición peronista?

-No hay, no hay. En este momento nadie quiere asumir esas responsabilidades. Espero que continúe una renovación de la política argentina que ya siento que en muchos aspectos se está dando. Porque este acompañamiento en la Cámara de Diputados, en la Cámara de Senadores, en los viajes, para ratificar este cambio de rumbo en la Argentina, demuestra algo distinto, que nunca antes se había visto. Entonces eso me llena de esperanza y de entusiasmo.

-¿Y usted se siente más cómodo hoy negociando con los peronistas que con los radicales?

-Con los radicales no negocio, comparto el día a día dentro de Cambiemos. Y en el peronismo, lo que he sentido es una enorme sentido común y vocación de salir al mundo, de crecer, de apostar a un ciclo de inversión, en todos los gobernadores, que son los que tienen responsabilidades en el día a día. Y eso ha generado, para sorpresa del mundo y de la Argentina, un enorme apoyo en las medidas.

-¿Qué le parece el episodio de Tiempo Argentino, donde una patota entró a amenazar a los periodistas y a romper las instalaciones?

-Todo eso está lejos de la Argentina que queremos. Pero me alegra que la Justicia esté interviniendo, como también la Justicia intervino antes para pedir el desalojo del edificio. O sea, está mal cualquier tipo de usurpación. Me parece peor todavía con el ejercicio de la violencia. Pero, claramente, nadie tiene derecho a usurpar lo que no es de uno, porque es un principio básico de convivencia.

-Se refiere a los periodistas que estaban haciendo su trabajo ahí…

-Claro, claro.

-¿Pueden avanzar en juicios políticos si descubren demoras en causas judiciales?

-Absolutamente. Acá todos tienen que saber que no hay más impunidad. Eso incluye los jueces, los empresarios, los sindicalistas, los políticos, los periodistas… Todo el mundo tiene que entender que tiene que cumplir con la ley. No puede haber más excepciones. Esa es una sociedad civilizada.

-Pero al mismo tiempo, usted no puede conseguir que la procuradora Gils Carbó se vaya de su cargo, con toda la historia que tiene detrás.

-No, porque es un cargo que no pertenece al Ejecutivo. Pero ya le he manifestado que ella representa un vínculo político importante. Ella defendió una causa política, perdió la objetividad que requiere el cargo y no goza de la confianza del Presidente, pero la mujer insiste con sostenerse en el cargo más allá de todo. Pero ya el tiempo encontrará la solución.

-¿Si le ponen un plazo al mandato de la procuración va ser retroactivo?

-Eso lo decide el Congreso. Así que será lo que el Congreso decida. Claramente tiene que tener un plazo, también es lógico que no sea un cargo vitalicio.

-Tres cifras concretas. Hablamos de trabajo, hablamos de inflación, de trabajo. Por las que le gustaría que en el 2019 sea juzgado su gobierno?

-Pobreza, uno, en forma excluyente. Para mí, si cuando yo termino mi presidencia, yo no bajé la pobreza, habré fracasado. Más allá de todas esas cosas que hayamos obtenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here