Macri se enfrenta a una campaña basada en el dolar

El mandatario pone el foco en la «estabilidad cambiaria» durante septiembre. Pero también apela a eslóganes de campaña. Los intendentes bonaerenses, lejos de la Casa Rosada.

La derrota de las PASO caló hondo en Juntos por el Cambio que se separa para afrontar las diversas campañas, con más foco en el territorio, y con menos protagonismo del presidente Mauricio Macri en estas semanas. El mandatario intentará mostrar «estabilidad» durante septiembre, en especial, en relación al tipo de cambio.

Las fotos son distintas y muestran las consecuencias de una derrota por 4 millones ante Alberto Fernández, el último 11 de agosto. Por ejemplo, el mismo día que empezó la campaña de las PASO (12 de julio), Macri subió a un escenario en Córdoba junto a su candidato a vice Miguel Pichetto y recordó que en esa provincia «nació el cambio». Ese mismo día, el Presidente dio una entrevista a CNN en la que dijo que «Argentina no va a defaultear». Si bien eso no ocurrió, la coyuntura es distinta al comienzo de esta campaña ya que las agencias de rating calificaron la última semana al país en «default selectivo» por un día, luego de que anunciara la Casa Rosada la postergación de vencimientos de deuda.

LEÉR MÁS  Atentos al pago de intereses del Bono a Tasa de Política Monetaria

En esta ocasión, Macri no apareció en público desde que comenzó la campaña este sábado 7 de septiembre. Sólo publicó una carta en la agencia Télam en la que sostiene que «hoy nada es más importante que darle un respiro al bolsillo de las familias argentinas y atender la inestabilidad de la economía». Ese va a ser el mensaje que enviará Macri en las próximas semanas, con frases como «podemos ser mejores». «De acá a fin de mes, Mauricio va a resaltar más el rol de presidente que el de candidato. Tiene que dar la imagen que está al control de la situación (por la volatilidad cambiaria)», comentaron en el oficialismo, quienes están en el equipo de campaña. Por tanto, Macri se mostrará más activo, con recorridas, a partir de octubre.

La estrategia de campaña será analizada hoy, en la mesa de acción política. Allí, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, tendrá que discutir su propuesta ante la gobernadora, María Eugenia Vidal, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los socios radicales como el gobernador Gerardo Morales y los legisladores Mario Negri y Luis Naidenoff. Todos estos ganaron poder de decisión de cara a la campaña, tras la derrota de las PASO.

LEÉR MÁS  Cinco datos sobre el comercio actual

Los radicales ya se mostraron más distantes de la Casa Rosada y dan a entender que cuidarán sus territorios. Tal es el caso del titular del partido y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien desde las PASO que no se reúne con el Presidente y no tiene en agenda aún un encuentro. Naidenoff dejó clara la postura del partido, a la semana de la derrota en las primarias, cuando reclamó salir «al barro».

La gobernadora Vidal, quien ayer se mostró en la plaza de Morón para saludar a quienes fueron a apoyarla, estará más activa. A diferencia de la campaña para las PASO, donde se mostró con Macri, esta vez todavía no hubo un acto proselitista de ambos mandatarios. «Ella no tiene incidencia en la macro», razonaban en el oficialismo. Rodríguez Larreta también se mostrará con ella.

En tanto, los intendentes bonaerenses del oficialismo buscarán municipalizar la elección. Así lo están hablando los jefes comunales como Jorge Macri, Néstor Grindetti, Ramiro Tagliaferro, entre otros. «Vamos a municipalizar nuestro discurso, cada uno metido en su distrito», contó a este diario un intendente del oficialismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here