Entre junio, y lo que va de julio, el minorista subió poco más del 5.4% y el mayorista (tomado como referencia) un 5.1%

Puntos a considerar en materia financiera. ¿Podemos decir que los inversores comenzaron la semana pensando en dólares, y la terminaron pensando en pesos? Algo así.

La aceleración en la devaluación concentró las noticias financieras como desde hace bastante tiempo no pasaba, y generó múltiples análisis.

Los enfoques apuntaban a desde si es correcto o no un régimen de flotación libre para la Argentina actual, y cómo es su convivencia (explosiva) con uno de metas de inflación por parte del Banco Central, llegando hasta como esta suba podría impactar sobre el resultado electoral.

Según detalla el diario La Nación, en el medio, en tanto, se leyeron e interpretaron variadas visiones complementarias o contradictorias.

Entre junio, y lo que va de julio, el dólar minorista subió poco más del 5.4% y el mayorista (tomado como referencia) un 5.1%.

Los niveles máximos alcanzados coincidieron entre miércoles y jueves pasado en $ 17,40 y $ 17,14, respectivamente, para ajustar en las últimas horas y cerrar el viernes en $ 17,29 y debajo de $ 17.

Incluso el comportamiento en estas semanas explica prácticamente toda la suba en el año, que no supera el 7%; y si nos extendemos un poco más, hasta una gran parte del avance del dólar en los últimos doce meses en donde ganó en torno al 15%.

Ahora bien, esta suba se encuadra en una inflación del orden del 24% y a pesos que a tasa rindieron un poco más del 25% en igual período.

Es claro que este movimiento del tipo de cambio sirvió para ajustar parte del retraso cambiario acumulado, que se coincidía -de forma unánime- en resaltar tanto desde el Gobierno, como desde el sector privado. De hecho, esto se puede analizar, mediante la aún apreciación del tipo de cambio real multilateral en el año.

En concreto, por ende, lo que mayor preocupación (si se quiere decir así) generó no es el nivel absoluto en el que se encuentra hoy sino en cómo se llegó a este. En otras palabras, a la velocidad que tomó la devaluación, y si incluso podría profundizarse más de corto plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here