Los pros y contras de renunciar al seguro de vida de las tarjetas de crédito

A partir de una disposición del Banco Central, los usuarios de tarjetas de créditos y los clientes de los bancos que hayan accedido a un préstamo podrán renunciar al seguro de vida que cobran las entidades crediticias.

Fuentes del Banco Finansur dialogaron con minutouno.com y dieron detalles de esta nueva normativa que comenzó a regir este jueves en todo el país.

”Hasta ahora el seguro de vida era obligatorio para las tarjetas de créditos y para los préstamos. Desde hoy, los clientes podrán dar de baja a este servicio con sólo llamar por teléfono”, explicaron los voceros.

Si bien el costo del seguro de vida varía según el banco y la tarjeta, en la mayoría de los casos oscila entre 0,15% (préstamos) y 0,28 (tarjetas de créditos).

LEÉR MÁS  Empresa canadiense producirá marihuana en San Juan

Beneficios

Al renunciar a la cobertura, los clientes podrán ahorrar unos pesos a la hora de pagar su resumen de tarjeta o la cuota del préstamo. ”Un aspecto positivo para los usuarios será que pagarán menos al reducir este gasto”, señalaron desde Finansur.

Para renunciar al seguro, la operación es sencilla: el cliente deberá comunicarse telefónicamente con la entidad financiera para expresar su deseo de renunciar al seguro.

Perjuicios

”En el caso de que el titular de la tarjeta de crédito haya decidido renunciar al servicio y tenga un accidente que derive en su muerte o incapacidad, la deuda quedará a cargo de sus herederos”, informaron desde la entidad bancaria.

LEÉR MÁS  Ponen a la venta la conservera Alco, que tiene 140 empleados

Asimismo, esta nueva disposición afectará a los bancos ya que, además de dejar de percibir este porcentaje del seguro, deberán afrontar la deuda total del cliente en el caso de que éste muera y no tenga herederos. ”La deuda impaga queda para el banco”, señalaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here