Para el presidente de la Nación Argentina, Mauricio Macri, los problemas económicos que deben encararse con más urgencia son la inflación, el déficit fiscal, la deuda y el empleo.
El desafío de bajar la inflación asoma como lo más urgente. Por eso considera vital la batalla de la gobernadora María Eugenia Vidal con los docentes bonaerenses.
“Es una cuestión central, porque hace a restablecer la lógica y el sentido común. Necesitamos un cambio cultural. Así como uno en su vida privada no gasta más de lo que tiene, el Estado tampoco lo puede hacer”, insistió.
Pese al alto impacto previsto de las subas de tarifas en la inflación del primer trimestre, el Presidente confía en que la meta anual del 17% que fijó el Banco Central se cumplirá.
El Presidente dijo en varias de sus intervenciones aquí que sindicatos y empresarios tienen que poner de su parte para que baje la inflación. Al Gobierno, añadió, le toca cumplir con el compromiso de reducir el déficit, la segunda pata de la mesa.
El financiamiento externo le permitió en sus primeros 14 meses regular el ritmo del ajuste para hacerlo más factible socialmente. “Por suerte el mundo entiende que tenemos que ir de a poco”, dice.
“Para ser gradualistas tomamos deuda para financiar déficit. Pero no puedo seguir así todo el tiempo porque si no me quedo con un dólar clavado en 16 pesos que complica a la producción. En algún momento hay que parar”, comenta.
Por último está el empleo. El Presidente admite que su administración enfrenta una “fuerte tensión” para sostener los niveles de ocupación.
“Yo voy a trabajar hasta el último día de mi gobierno para generar equilibrios y que las cosas perduren más allá del presidente de turno”, dijo Macri.
LEÉR MÁS  Buscan incrementar exportaciones a Panamá

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here