Así lo reveló una encuestra on line.

Un dato relevante es que la mayoría consume vino en su hogar o en casa de amigos y familares y sólo uno de cada diez personas lo bebe en restaurantes.

El relevamiento estuvo a cargo de la consultura STG que encuestó a mil consumidores que en el último mes dijeron haber consumido cuatro o más botellas de vino con un gasto mínimo de 100 pesos.

De un total de 10 botellas consumidas un 39,9% de los encuestados indicó que entre 8 y 10 eran de vino tinto El estudio se denomina técnicamente `Radiografía de Consumidores Argentinos de Vinos`.

Una primera conclusión es la preeminencia del vino tinto entre los consumidores, ya que de un total de 10 botellas consumidas un 39,9% de los encuestados indicó que entre 8 y 10 eran de vino tinto y un 27,3% señaló que había consumido entre 5 y 7 botellas de tinto.

LEÉR MÁS  El Gobierno confirma que no habrá cambios en la reforma jubilatoria

En segundo lugar se puede señalar el lugar de preeminencia de la variedad Malbec, ya que un 77,2% indicó que es la cepa que más consumió.

Al momento de segmentar por nivel socioeconómico, este porcentaje en el nivel ABC1 se eleva a 91,9%. Es decir, quienes tienen más poder adquisitivo se inclinan claramente por la cepa insignia argentina, a la que le siguen en orden de preferencia las variedades Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot y Bonarda en cuanto a los tintos y Torrontés, (41,4% de los encuestados), Chardonnay, Cosecha tardía y Sauvignon Blanc, en cuanto a los blancos.

LEÉR MÁS  La industria vitivinícola confía en recuperar mercados

La relación del vino con los momentos placenteros, de distensión y encuentro quedan reafirmados por los momentos y las situaciones de consumo preferidas por los argentinos: un 72,6% consume vino durante la cena, el 81,6% lo hace durante el fin de semana y el 92,3% bebe acompañado y puertas adentro, ya que un 44,7% lo hace en el hogar y un 41,6% lo hace en casa de amigos y familiares. Solo un 8,8% ha pedido vino en restaurants.

Este último dato puede adquirir una significación más compleja si se lo relaciona con las respuestas obtenidas en cuanto a los drivers de compra, ya que comúnmente se pone en consideración en orden de prioridad el conocimiento de la marca, el conocimiento de la bodega, el precio y la región de origen, entre otros factores de menor relevancia.

LEÉR MÁS  Qué es la Organización Mundial del Comercio, objetivos e integrantes

Pero en caso de consumir el vino en un restaurante, el precio pasa a ser el segundo factor en importancia como driver de compra.

En cuanto a los puntos de venta donde suelen adquirir los vinos, los consumidores recurren mayormente a hiper y supermercados conocidos, seguidos por vinotecas y en tercer lugar supermercados asiáticos. Pero si el vino es para regalar, la compra se realiza mayoritariamente en vinotecas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here