Llegó el salvataje: gobierno nacional prestará $750 millones a Santa Cruz y permitiría que la provincia emita deuda

El acuerdo se logró luego de una reunión que mantuvieron el ministro de Finanzas nacional, Luis Caputo, y la gobernadora Alicia Kirchner. Además del crédito, la gobernación podría emitir bonos en pesos para el mercado local

Tras meses de soportar una dura crisis económica, que derivó en una inestable situación política y social, la provincia de Santa Cruz consiguió el auxilio de la Nación, que le proveerá los fondos necesarios para paliar la situación.

El gobierno nacional acordó otorgarle un crédito por $750 millones a Santa Cruz y evalúa la colocación, en el mercado local, de títulos provinciales de deuda en pesos, para solventar el déficit fiscal que atraviesa ese distrito.

Así lo anunció el ministro de Finanzas, Luis Caputo, luego de reunirse en el Palacio de Hacienda con la gobernadora Alicia Kirchner, “para abordar la situación financiera de la provincia y determinar los pasos a seguir”.

“Este encuentro se desarrolló en el marco del diálogo que el gobierno nacional mantiene con dicha provincia”, destacó el ministerio de Finanzas.

Durante la reunión, acordaron financiamiento por $750 millones del Banco Nación a la provincia de Santa Cruz, y consideraron la eventual colocación de un bono nominado en pesos en el mercado local.

Desde el gobierno provincial aclararon que la provincia presentó ante la Casa Rosada un plan a mediano plazo, en el que busca “optimizar los recursos y no despedir a empleados públicos”.

La semana pasada, y luego de una reunión con funcionarios de Santa Cruz, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, expresó la preocupación del Gobierno por la dimensión de la crisis que enfrenta la provincia, en particular por el conflicto docente, que mantiene al distrito sin clases desde hace 43 días.

LEÉR MÁS  Galicia emitirá acciones US$ 600 millones para ampliar cantidad de sucursales y negocio digital

“Lo que más nos preocupa es eso, el año lectivo. Nosotros creemos en la autonomía política, es la provincia que tiene que decidir cuáles son las políticas que tiene que encarar para arreglar sus asuntos. Nosotros (por el Gobierno nacional) al menos sabemos a dónde queremos ir y tenemos una ruta”, afirmó Frigerio.

Un esquema gradualista

Todavía no se conocen los detalles del acuerdo entre el gobierno nacional y el provincial de Santa Cruz. Sin embargo, ya se sabía que la gobernadora Alicia Kirchner debía comprometese a bajar el déficit fiscal de la provincia. El hecho es que lo hará, al igual que el gobierno nacional, con un esquema gradualista.
El objetivo es que para el año 2020 la provincia salga del rojo y ya presente superávit fiscal. Actualmente, el pasivo asciende a $5.000 millones y tendrá que ir descendiendo de acuerdo a metas pautadas en los próximos tres años.

La provincia tuvo problemas en los últimos meses para pagar los sueldos de los empleados provinciales. Y pudo hacerlo por adelantos de coparticipación girados por la Casa Rosada. Pero se trata de apenas un préstamo “puente” por algunas semanas.

Para ir a una solución de fondo, la Nación demandaba que la provincia presentara un plan de ajuste para ir cumpliéndolo a lo largo de los próximos años.

A medida que esas metas se alcancen el Gobierno liberará créditos a largo plazo. Y se aclaró que será con condiciones favorables para la provincia tanto en términos de plazo como de tasa de interés.

El Ministerio de Finanzas, a cargo de Luis “Toto” Caputo, ya le había bajado el pulgar a Santa Cruz para que saliera a emitir deuda en los mercados internacionales, como era el objetivo que se había trazado hace un mes.

LEÉR MÁS  El Estado paga $ 737 millones en jubilaciones de privilegio: dónde están

El motivo era que la tasa de interés que exigirían los inversores resultaría demasiado elevada, perjudicando la imagen de Argentina como deudor, en un momento en que está bajando el riesgo país.

Por lo tanto, el dinero será aportado por el Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial (FFDP). Se trata de un fideicomiso creado a mediados de 1990 para socorrer a la banca pública en medio de la crisis del efecto tequila.

Paradójicamente, fue creado en aquel momento por un alto funcionario del gobierno actual: Rogelio Frigerio, hoy ministro del Interior y en aquel entonces secretario de provincias durante la gestión de Roque Fernández como ministro de Economía.

El FFDP se mantenía inactivo hace varios años pero tenía activos bajo administración, básicamente plazos fijos que se van renovando en forma regular.

De allí saldrá el dinero para financiar a la provincia, con lo cual no impactaría directamente en las cuentas del sector público.

En cuanto al plan de ajuste “gradualista” aún no se conoce demasiado. Pero según las negociaciones de las últimas semanas, se plantearon distintas opciones: congelar el número de empleados públicos tras el enorme crecimiento de los últimos años, eficientizar el cobro de impuestos provinciales y revisar el flexible sistema jubilatorio de la provincia.

El objetivo es resolver de una vez la crisis, dejando atrás varios episodios violentos en la provincia, que incluyeron un cerco a la casa de gobierno provincial impidiendo que saliera durante toda la noche la gobernadora.

El conflicto docente

Esta semana empezó en Santa Cruz atravesada por las protestas y los acampes. Habrá que ver cómo reciben estos golpeados sectores la noticia del acuerdo crediticio.

LEÉR MÁS  El Estado paga $ 737 millones en jubilaciones de privilegio: dónde están

Ante la falta de oferta salarial y un renovado pedido del gobierno para extender la conciliación, los gremios docentes respondieron con un paro de 120 horas para esta semana. En lo que va del año ya hubo más de 50 jornadas de huelga en la provincia.

“Con mucha preocupación debemos decir que la paritaria convocada por el Consejo de Provincial de Educación es una conciliación obligatoria encubierta para iniciar cualquier tipo de negociación. El gobierno no ha depositado el 100% de los salarios de abril, entre otra serie de incumplimientos”, advirtió la Asociación Docente.

Los docentes aún no terminaron de cobrar el salario correspondiente a abril y les adeudan todavía los aumentos del acuerdo paritario de 2016. En tanto, trascendió que el Banco Santa Cruz realizó descuentos sobre las asignaciones familiares, lo que avivó el conflicto.

La semana pasada un grupo de padres de Río Gallegos advirtió que, con más de 40 días sin clases en lo que va de 2017, sus hijos están “a punto de perder el año escolar” por el conflicto salarial docente, condiciones inadecuadas de infraestructura escolar y falta de insumos, por lo que pidieron la atención del ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich.

El mensaje fue transmitido al diputado nacional Héctor Roquel (UCR), quien a su vez se comprometió a gestionar mañana una audiencia con la máxima autoridad educativa del país.

“Los más importante que le pedimos al diputado es que viera de qué manera puede interceder con Nación, porque el ministro no puede estar mirando para el costado como lo hace, se tiene que hacer cargo”, dijo Nahir Castillo, vocera del grupo de padres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here