Las reservas cayeron U$S 175 millones después de que el Banco Central intervino en el mercado por segunda vez en el gobierno de Mauricio Macri. Esto no impactó en el dólar minorista, que se disparó 30 centavos a $ 15,65.

A 15 minutos del cierre, el BCRA vendió U$S 120 millones en la plaza mayorista, lo que le recortó el precio desde el máximo al que había llegado de $ 15,58. Así lo obligó a bajar 20 centavos a $ 15,38.

Sin embargo, la estrategia que utilizó la mesa de dinero del ente rector no surtió efecto y el billete minorista no se movió siquiera desde los $ 15,65 a los que había llegado. En la rueda avanzó 30 centavos, los que se suman a los 9 del lunes.

La desconexión entre ambos segmentos tras la movida del Central se debió a que los bancos y casas de cambio no compitieron por precios para ganar demanda, con la falta de tiempo a su favor.

Debido a la substanciosa venta en el mayorista y a la depreciación de activos del BCRA como la libra esterlina, las reservas se hundieron U$S 175 millones a U$S 28.889 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here