Fue un día de euforia. Los mercados parecieron contagiarse del optimismo que le generó al Gobierno la movilización del sábado

Si bien es difícil de creer que los mercados tengan sentimientos, hubo factores que justificaron la euforia de la Bolsa, en un día donde los mercados del mundo no anduvieron bien y se derrumbó el precio de la soja.

Por caso, las reservas del Banco Central crecieron a USD 51.847 millones por el ingreso de dólares de las Letras del Tesoro que se licitaron el jueves. Cortó una racha negativa de siete días en sostenida baja. Registró la mayor suba desde el 21 de febrero último.

El Tesoro había licitado la semana pasado USD 1.750 millones para renovar vencimientos por USD 1.485 millones. Estos títulos entusiasman por la posibilidad de comprar dólares más baratos y tener rendimientos cercanos a 3% anual. Fue tanta la euforia que se ofrecieron USD 3.584 millones, que se rechazaron en su mayoría. Estos dólares ingresaron al mercado y explican el notable crecimiento de la reservas.

La salida de divisas fue escasa. Se perdieron USD 2 millones por baja del euro y se pagaron USD 7 millones a Brasil y a organismos internacionales.

Rebote del tipo de cambio

A contramano de la suba de las reservas, el dólar “hoy”, el que compran los ahorristas en bancos y casas de cambio, subió 9 centavos, a $15,72. El “blue” también aumentó, pero sólo un centavo a $15,99 par la venta.

El tipo del cambio al público subió a $15,72 para la venta
En la plaza mayorista donde se liquidan las operaciones de comercio exterior, se negociaron nada menos que USD 469 millones. En la apertura se pidieron valores de $15,45. Hubo dudas para pagarlo. A las 12.30 se armó el mercado con el dólar a $15,455 con tendencia compradora. Pronto aparecieron vendedores que lo hicieron bajar a $15,3975, y repitió el nivel del viernes. Lo que sucedió en el mercado mayorista le quita importancia a la suba del precio de la divisa al público.

En el mercado de bonos se negociaron $4.695 millones. Los títulos en dólares con legislación argentina tuvieron comportamiento dispar. Mientras el Bonar X que vence en 14 días perdió 0,06 por ciento, el Bonar 202 subió 0,11 por ciento.

Los negocios en Lebac siguieron en crecimiento. En el mercado secundario se operaron $38.700 millones. La atracción por las tasas ante el ocaso del dólar se hace sentir.

Persiste la euforia por papeles privados

La Bolsa también vivió un día de euforia y anotó otro récord. Con negocios por 469 millones de pesos, el índice Merval de las acciones líderes aumentó 1,46 por ciento.

Los papeles ligados a la construcción tras los anuncios del Gobierno sobre el plan de viviendas, fueron los más favorecidos. De hecho, el Banco Hipotecario en el panel general anotó un aumento de casi 14 por ciento.

Las entidades financieras que cotizan en el panel líder también tuvieron un excelente día. BBVA Francés aumentó 3,05% y Galicia 2,89 por ciento.

Para la rueda siguiente se espera que los inversores continúen rearmando sus carteras porque abril será un mes donde abunden los dólares por la cosecha y por la disponibilidad de divisas que tendrán los que blanquearon.

Además, en menos de dos semanas vence el Bonar X que si bien está casi todo en poder del Banco Central, liberará poco más de USD 1.000 millones. Algunas de esas divisas irán a bonos más largos y otras a la Bolsa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here