Las proyecciones económicas para 2017 en agricultura y ganadería son favorables

Al cumplirse hoy un año del anuncio del presidente Mauricio Macri de llevar a cero los derechos de exportación a los granos (con excepción de la soja, que se fijaron en 30%), la carne y los productos de las economías regionales, las proyecciones económicas para 2017 en agricultura y ganadería son favorables para la actividad.
Según un informe del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales (Ieeyni) de la Sociedad Rural Argentina (SRA), la próxima cosecha de granos le reportaría al país un ingreso de divisas por 30.640 millones de dólares, con un incremento de 2340 millones respecto de la campaña 2015/16.
Siempre que no haya una sequía o una inundación brusca en la primera campaña agrícola, desde la siembra hasta la cosecha, en la gestión de Cambiemos, el área sembrada se incrementaría en dos millones de hectáreas y el volumen total superaría los 120 millones de toneladas, añade el informe. El Ministerio de Agroindustria, en tanto, calcula una cosecha de 130 millones de toneladas, pero suma al maíz de consumo propio, que no es tenido en cuenta en los cálculos de las entidades del sector privado.
La mayor superficie sembrada implicará una inversión de 21.000 millones de dólares, 12% más que lo invertido en la campaña 2015/16, según estimaciones del Ieenyni.
”El campo es coherente, lo que dice coincide con lo que hace. Dijimos que hacía falta que se nos sacara un pie de encima y que se equipararan nuestras condiciones con las del resto de los sectores de la economía para poder generar más inversiones y empleo, y eso es lo que ya se está registrando”, dijo el presidente de la SRA, Luis Miguel Etchevehere.
El ruralista añadió: ”En la medida en que se vaya ganando en competitividad, se irán generando nuevas inversiones, empleo y valor agregado en los lugares donde producimos”.
En ganadería, algunos indicadores también dan cuenta del cambio de tendencia, aunque los especialistas sostienen que su recuperación es más lenta que el negocio agrícola.
El economista jefe del Ieeny, Ernesto Ambrosetti, calculó un crecimiento del stock bovino en 2016 de unas 800.000 cabezas, al pasar de 52,6 millones a 53,4 millones.
A su vez, las exportaciones de carne vacuna fresca tuvieron un aumento del 10% en los primeros diez meses del año. La industria frigorífica, no obstante, cree que el crecimiento aún es modesto.
Recuperación y retrasos
”Por la recuperación del campo, la retracción de la economía no se siente tanto en el Interior como en los grandes centros urbanos”, opinó el coordinador de Investigaciones de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), David Miazzo,
El especialista recordó que este año hubo un aumento del 50% en la demanda de fertilizantes y un crecimiento similar en la venta de maquinaria agrícola. Además, se multiplicó el movimiento de camiones por la mayor cosecha de trigo.
Fuera de granos o carnes, hay otros sectores del campo que no están bien, como el lechero. El informe de la SRA señaló que la producción de leche cayó un 12% en los primeros diez meses del año por los bajos precios pagados a los tamberos, la suba de costos y las inundaciones de abril, que afectaron a Santa Fe y Córdoba.
También hay economías regionales en problemas. ”La rebaja del 5% de retenciones no fue suficiente, se arrastran otros problemas estructurales”, dijo Ambrosetti.
El especialista puso como ejemplo los costos logísticos. ”Llevar un contenedor con manzanas desde Río Negro hasta San Pablo cuesta 1900 dólares, y hacerlo desde un puerto de España sale 350 dólares”, señaló. ”Hace diez años la Argentina tenía el 80% del mercado de manzanas en Brasil, y Chile, sólo el 13%; hoy el país cayó al 24% y los chilenos llegaron al 52%”, dijo Ambrosetti. 
LEÉR MÁS  Pymes industriales: encuesta de CAME aseguró que su producción cayó 4.6% en agosto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here