Existe una creencia ampliamente reconocida en la sociedad argentina respecto de la capacidad del dólar de ganarle a todos los otros activos. Sin embargo, esto no es una ley económica ni una realidad empírica. Por ejemplo, una persona que invirtió a fines de enero $ 100 en el dólar oficial, hoy tiene $ 107,70. Si apostó al ilegal, ganó menos, ya que se llevó $ 107,50, y si consiguió las divisas comprando bonos en pesos y vendiéndolos en dólares, con maniobras como el contado con liquidación o el dólar bolsa, habría alcanzado $ 101,50 y $ 104, respectivamente.

En cambio, según consignó Tiempo Argentino, el que apostó por el peso y lo depositó en el banco a plazo fijo, se llevó a su casa $ 122,90, y si decidió invertir en las empresas o los bonos de la bolsa, ahora posee $ 137,50.

LEÉR MÁS  Afirman que hay más de 2 millones de hectáreas inundadas

Como sucedió en el caso de los bonos de YPF, este tipo de títulos permiten proteger los ahorros de los argentinos.

En términos generales los depósitos a plazo fijo y las acciones suelen tener rendimientos superiores. Desde fines de enero de 2014 hasta el último viernes, entre esas dos fechas, el tipo de cambio oficial subió de $ 8,02 a $ 8,64, un 7,7%, algo más que el dólar ilegal, que se incrementó un 7,5% de $ 12,65 a $ 13,60. En el mismo período, el plazo fijo minorista rindió 22,9% y si se hubiese apostado a favor del Merval (esto es, un promedio de los bonos y las acciones que cotizan en el mercado financiero doméstico), habrían logrado un rendimiento de 37,5%, ya que el índice tuvo un alza de 6018,65 a 8274,64 unidades.

Quien conoce los mercados financieros puede suponer que la suba de la Bolsa se debe al aumento de los tipos de cambio alternativos. Sin embargo, en este caso particular, esto no ocurrió. El contado con liquidación subió entre enero de 2014 y el viernes pasado el 1,5% (de $ 11,68 a $ 12,16) y el dólar bolsa 4% (de $ 11,98 a $ 12,46). Un elemento a tener en cuenta es la relación entre tasa de interés de los depósitos y el tipo de cambio ilegal. En el único momento en el que el rendimiento fue menor al del dólar ilegal fue entre agosto y septiembre, cuando aconteció la última corrida cambiaria.

LEÉR MÁS  Sería inminente un nuevo aumento en el precio de las naftas

Luego, con la asunción de Alejandro Vanoli a la cabeza del Banco Central, se regularon las tasas de interés de los depósitos minoristas, que subieron de 18,3% a 23,3%, lo que permitió un vuelco radical en las expectativas. Por ello, los ahorros minoristas en los bancos crecieron en el último mes 36,9%, en términos interanuales, sumando unos $ 38 millones al sistema financiero y permitiendo que las reservas alcancen los U$S 31.444 millones, un 13,3% más que en enero de 2014 y 12,6% más que a principios de la gestión Vanoli.

LEÉR MÁS  El dólar cotizó casi sin cambios a $17.78

Las megadevaluaciones han herido la confianza en el peso y el fantasma del corralito todavía genera miedo a ahorrar en bancos y participar en el mercado financiero, alimentando el mito del ahorro en dólares. En cambio, una nueva política de estabilidad cambiaria, mayor rendimiento en pesos y una mayor inclusión de la población en los mercados, como sucedió en el caso de los bonos de YPF, permiten proteger los ahorros de los argentinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here