En ese escenario, y teniendo en cuenta el mismo período de comparación, la proyección que hace el organismo multilateral sobre las ventas externas de Argentina se ubica bastante por encima del promedio regional, alcanzando un incremento del 6,7%, mientras que las importaciones darán un salto de 8,7 por ciento.

El organismo dio a conocer ayer el documento anual ”Panorama de la Inserción Internacional de América latina y el Caribe 2013”, donde señala que el débil contexto económico internacional sigue afectando el dinamismo del comercio. ”Se espera que este se expanda a un ritmo sólo del 2,5% en volumen en 2013. Con ello, el comercio crecería menos que el PIB global por segundo año consecutivo, lo cual no ocurría desde los 80”, informó.

Se prevé que México y Centroamérica, cuyas ventas externas se dirigen principalmente a Estados Unidos, se vean beneficiados por la incipiente recuperación de este país. Sin embargo, el lento crecimiento europeo frenará las exportaciones de algunos de los países sudamericanos que están más orientados a este mercado.
En el caso de la Argentina, el crecimiento anual estimado de 6,7% será la resultante de una baja de 2,1% en los precios y una suba de 8,8% en las cantidades, principalmente de materias primas (soja, un 19%) mientras que el alza del 8,7% en las importaciones estará dado por subas en precios (0,5%) y cantidades (8,2 por ciento).

Con respecto al primer semestre de 2013, el informe consigna que solamente seis países registraron tasas de crecimiento positivas en el valor de sus exportaciones de bienes, entre los que se encuentra la Argentina.

En todos los países de la región, con la sola excepción de Bolivia, el crecimiento del volumen exportado mantuvo un mejor desempeño que el del precio. ”Los países del Mercosur enfrentaron precios más moderados en el complejo de la soja, y particularmente del hierro en el caso del Brasil”, señala el informe de la CEPAL.

”Los países de América Latina y el Caribe cuyas exportaciones se orientan a China y el resto de Asia probablemente tendrán un mayor crecimiento en volumen pero, al mismo tiempo, un cambio gradual en la demanda desde los productos básicos hacia los más elaborados”, planteó la CEPAL.

Según los datos del estudio, las ventas argentinas a la región asiática crecieron un 14,8% interanual en el primer semestre del año, recorriendo el camino contrario a lo que ocurrió con los envíos a América Latina y el Caribe (-6,1%), Estados Unidos (-1,9%) y la Unión Europea (-17,7%).

En cuanto a los grandes bloques comerciales, el informe prevé que las actuales negociaciones megarregionales, especialmente entre los Estados Unidos y la Unión Europea, podrían acelerar la conclusión de las discusiones para un acuerdo comercial entre esta última y el Mercosur, las que se reanudaron en 2010 pero no han registrado avances decisivos. «

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here