El Gobierno busca que los fondos de las aseguradoras de riesgo orientados al sector productivo sean prioritariamente para financiar pymes o para obras de infraestructura. La intención es que más empresas cuenten con un capital relevante para poder ingresar al mercado de capitales.

Las aseguradoras, que están obligadas desde el lunes a destinar un porcentaje de su capital al sector productivo, podrán decidir qué proyecto financiar. Para eso tendrán que presentar su plan de inversiones ante el Comité de Elegibilidad de Inversiones del inciso K, integrado por el viceministro de Economía, Axel Kicillof; el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y otros dos secretarios de Producción. Los cinco funcionarios estarán a cargo de la comisión que podrá aprobar los proyectos. La prioridad, según pudo saber BAE, serán las pymes y las obras de infraestructura.

En el caso de las pymes, las aseguradoras podrán proponer en qué sectores colocar sus inversiones y hasta en qué sociedades.
Con la modificación del mercado de capitales y la obligación para las compañías de seguros, el Gobierno busca dinamizar la economía y sumar participantes a la Bolsa de Comercio. Para eso, espera que los más de $7.000 millones que aportarán estas firmas ayuden a las empresas más chicas a poder entrar al Mercado de Valores para ser elegibles para inversión.

LEÉR MÁS  El impuesto a las cervezas, otro golpe a las economías regionales

Si bien las compañías ahora no necesitarán de aprobación previa por parte de las calificadoras de riesgo (ver página 2), la intención oficial es que el capital de las aseguradoras les dé un ”espaldarazo” a las pymes para ser más tentadoras para los ahorristas a la hora de elegir en qué activo invertir.

Las compañías de seguros de ramos generales tendrán un piso de 10% y un techo de 20%, mientras que las aseguradoras de vida y retiro tendrán un mínimo de 13% y un máximo de 30% para realizar esas inversiones.

Ayer, el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, dijo a BAE que la reforma de la ley 17.811 busca ”reasignar parte de los recursos de las aseguradoras a la economía real”. El funcionario remarcó la importancia prioritaria de las pymes para contar con condiciones más fáciles al acceso de mercado de capitales, y en especial en el mercado del inciso K.

”Esto es un elemento de fortalecimiento sistémico de todo el programa económico con un correlato positivo en el precio de los activos”, consideró Cosentino, que agregó: ”Queremos tener un rol clave de acompañar al sector productivo, simplificar los procesos y favorecer la entrada de nuevos jugadores, tanto de las empresas como de los ahorristas”. Para el secretario, el mercado de capitales argentino tiene un potencial de crecimiento fenomenal y es un actor crítico para canalizar fondos.

LEÉR MÁS  El impuesto a las cervezas, otro golpe a las economías regionales

Además de la Comisión Nacional de Valores, principal regulador de la actividad a partir de la reforma del mercado de capitales, también tendrá un rol importante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en la aprobación de los papeles de las empresas más chicas. Es que, según coinciden fuentes del mercado, el problema de las pymes es que muchas andan ”flojas de papeles”.

Otra fuente del Ministerio de Economía argumentó: ”Si muchas pymes crecen más que empresas grandes, ¿por qué un inversor externo no puede apostar a ellas?”. Con ese proyecto, el Gobierno intenta actualizar la ley que regula el mercado de valores, aprobada en 1973 y que determinó que cada vez menos empresas cotizen en los índices. Antes de la década del ’70 en la Bolsa participaban más de doscientas pequeñas y medianas empresas.

Leve baja del riesgo país
El denominado riesgo país, elaborado por la Banca J.P.Morgan (JPM), cerró ayer con bajas para la Argentina pese a los ruidos
que genera en el mercado el nuevo proyecto de ley de mercado de capitales y el redireccionamiento de los fondos de las aseguradoras hacia el mercado productivo.
Así, la Argentina finalizó con 860 pb y cerro con una baja de 2 pb. Brasil cerró a 146 pb y cerró con menos 1pb. Bulgaria con 85 pb bajo 1 Colombia 106 pb con menos 2 Ecuador 786 pb, Filipinas 117 pb, Indonesia 157 pb, Méjico 121 pb Panamá 120 pb Perú 100 pb. Rusia 155 pb, Sudáfrica 160 pb , Turquía 218 pb Ucrania 592 pb y Venezuela 895 pb.
Cabe resltar que este riesgo se elabora bajo la forma de un índice denominado Embi Plus (EP+) el cual logra determinar la sobretasa de interes a pagar en caso de tomar o colocar deuda.
Dicha sobretasa está por encima de la de los Bonos del Tesoro (BT) de los Estados Unidos de América (EUA), por lo que es un indicador de la deuda soberan tradicional.
Esa sobretasa está medida en puntos básicos (pb) y es la siguiente para cada país integrante de la cartera del EP+ junto con su aumento o disminución de Embi Plus de: pb pb + ó –

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here