Lanzan los primeros créditos prendarios “UVA” para autos

La iniciativa forma parte de conversaciones que llevan adelante las automotrices con las principales entidades financieras

Novedades importantes en materia económica. Los principales bancos privados del mercado local lanzarán en las próximas semanas los primeros préstamos prendarios atados a la inflación para comprar autos.

Según indica el diario Ámbito Financiero, la iniciativa forma parte de conversaciones que llevan adelante las automotrices con las principales entidades financieras, en un esfuerzo por levantar aún más la producción nacional del sector.

Los prendarios serán más tentadores porque suelen tener tasas más bajas que las de un préstamo personal. Y sus plazos se extienden entre los 12 y los 48 meses.

Las líneas se ajustarán con la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) que diseñó el Banco Central para replicar la evolución de los precios que mide el INDEC.

Este mecanismo de indexación permite aumentar la oferta, y asegurar alternativas de financiamiento en cuotas iniciales accesibles, en un contexto de alta inflación en el que, de otro modo, las entidades se mostrarían más reticentes a prestar.

Hasta hoy, los únicos créditos UVA que existen en el mercado son los vinculados a la compra de viviendas, que hoy otorgan unas 10 entidades; y los personales, que sólo el Banco Provincia ofrece para la compra de autos (nuevos y usados de hasta $150.000, a 72 meses). Los prendarios son hasta ahora inexistentes.

Pero ya son analizados, según confiaron las automotrices, por al menos dos grandes bancos: el Santander y BBVA Francés. Los nuevos productos ayudarán a apuntalar a un sector que viene resistiendo la menor demanda de unidades por la crisis brasileña.

Pero que, según prometió al Gobierno en una “carta de intención”, tiene previsto ampliar su producción de las 450.000 al millón de unidades por año en 2022.

Los empresarios de las terminales automotrices, nucleados en ADEFA, acercarán una propuesta formal al Gobierno en los próximos quince días para estimular la producción y “reforzar la cadena nacional”.

Esto incluye, entre otras cosas, la sugerencia de que se diseñen nuevas alternativas de crédito, con fondos públicos y tasas subsidiadas, para las pymes que fabrican autopartes en el país, con el objetivo de reducir los costos para el sector.

Deja un comentario