La vitivinicultura de Mendoza producirá entre 15% y 18% más de uva que en la vendimia de 2017

Mendoza ya cosechó 1.286.792.389 kilogramos de uvas en la vendimia 2018, según datos oficiales del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), con registros hasta el 8 de abril y se espera que, al final de la cosecha, la provincia aumente entre un 15% y un 18% la producción de uvas con respecto al año pasado.
“Mendoza estará en el tope máximo de lo que pronosticó el INV con 15 millones de quintales, mientras ya se llevan cosechados casi 12.900.000 millones de quintales, lo que significa entre un 15% y un 18% más de la producción del año pasado”, dijo Rubén Panella, secretario de Fecovita (Federación de Cooperativas Vitivinícolas de Argentina), que bajo su paraguas nuclea a 29 cooperativas.
El balance de la producción vitícola nacional, con los pronósticos de lo que aún queda por recolectar hasta dentro de poco más de dos semanas cuando finalice la cosecha, arrojará a nivel país alrededor de un 20% más de producción en relación al año pasado.
Las temporadas 2016 y 2017 fueron las peores cosechas en los últimos 50 años, por lo que se estima que se repetirá la performance del ciclo productivo 2012, en donde se cosecharon 22,4 millones de quintales en el total nacional.
Juan Ángel Rodríguez, gerente general de Fecovita, le dijo a Télam que “nos quedan todavía unos 10 días de cosecha, y esperamos entre un 5% y un 8% más de nuestros productores”.
“Eso está por encima del pronóstico que dió el instituto (INV) al principio de la cosecha, con más de 22 millones de quintales, por lo que las expectativas han aumentado, porque además que ha sido una mejor cosecha, en nuestro caso aumentan la cantidad de socios y productores año tras año que se suman a nuestra organización”, aseguró el dirigente cooperativista.
En relación a la producción de 2018, Rodríguez aseguró que “es una cosecha con muy buena calidad, muy buena cantidad, vamos a cumplir bien nuestras expectativas, los caldos son de muy buen nivel, y todo eso es buenísimo porque la cosecha viene muy sana y con muy buena calidad, las variedades son muy buenas y tenemos buen nivel”.
“Hubo problemas con heladas, y para el que lo sufrió es muy duro, pero la merma que se produjo por contingencias climáticas fue muy inferior a la de otros años”, apuntó.
“Además es buena la oportunidad en el mercado internacional por la cosecha corta de Europa, lo que nos va a abrir mercados, y no sólo para los vinos varietales y fraccionados, sino también para graneles, y tanto para blancos como para mostos. Sin embargo para los productores las expectativas de suba en cuanto al precio no son muy buenas, porque al haber una buena cosecha los compradores se asientan”, finalizó Rodríguez.

LEÉR MÁS  Buscan reactivar la venta de 0 km con descuentos de más de $ 100 mil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here