En la vendimia 2016 de Tucumán se produjeron alrededor de 450.000 litros de vinos, lo que significó un reducción de la producción de unos 200.000 litros respecto de la campaña 2015.

El sábado pasado se llevó a cabo en la Bodega Las Arcas de Tolombón, en Colalao del Valle, el cierre de la última campaña. En el encuentro participaron los referentes del sector y funcionarios provinciales, entre ellos, el ministro de Desarrollo Productivo, Juan Luis Fernández.

La temporada, desde el inicio, estuvo marcada por una “gran pérdida” de productividad debido a fenómenos climáticos, como la helada tardía del año pasado, y los altos costos internos. Al cierre del período productivo, según datos del sector, en el ámbito nacional se observó un 30% de reducción.

LEÉR MÁS  El BCRA venderá US$100 millones por día para frenar el dólar

“Hay productores que sufrieron el 95 % de pérdidas de producción de uvas y, por lo tanto, de vino”, enfatizó Alberto Guardia, titular de la Cámara de Bodegas y Viñedos de Tucumán. El directivo aclaró que, no obstante, se logró cubrir la oferta de vinos local.

“Las 10 bodegas productoras de la provincia pudieron hacer la vendimia. Fue una vendimia magra, pero se pudo trabajar. En Mendoza, un 30% de bodegas no lo hizo porque perdían menos cerrando que abriendo. En San Juan creo que fue peor”, añadió el titular de la entidad provincial.

Hace dos semanas, en la Cámara de Bodegas y Viñedos habían calculado una pérdida económica de entre $ 20 y $ 30 millones, como consecuencia de las heladas de octubre pasado. Inclusive, habían afirmado que este perjuicio financiero condicionará el futuro escenario del sector. “La helada del 12 de octubre ha afectado la gran mayoría de los viñedos de la región (por el norte). En el Valle Calchaquí, en general, se ha cosechado un 50% menos que los pronósticos extendidos con base a la cosecha 2015. En el sector tucumano, dicho promedio supera el 70% de las pérdidas. Las fincas se han visto afectadas entre un 90% y 95%”, expresó entonces el titular de la Cámara de Bodegas y Viñedos. Guardia destacó además que la recuperación de las plantas para el próximo año será, en el mejor caso, de un 50%.

LEÉR MÁS  Mendoza: La provincia con la inflación más alta del país

En el cierre de la vendimia se calculó el volumen de la caída de la producción: por arriba de un 30% interanual, teniendo en cuenta que en 2015 se elaboraron 650.000 litros.

Luego explicó que en los últimos años se ha registrado una reducción de la producción, desde un pico de 750.000 litros.

LEÉR MÁS  Dujovne: "Ser emergentes va a darnos acceso a capital más barato, más inversion, más crecimiento y más empleo"

“Mediante decreto, el Gobierno de Tucumán, recientemente, estableció como zona en emergencia a la actividad vitivinícola por pérdidas del 70%, y zona de desastre a los daños superiores al 70 %. Por lo tanto, en la región vitivinícola tucumana estamos con viñedos en ambas situaciones”, comentó Guardia.

La Gaceta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here