La suba del dólar frenó la venta en el rubro inmobiliario: “Hay incertidumbre”

La escalada del dólar en los últimos días tuvo su correlato en el mercado inmobiliario local. Referentes del sector explicaron que las transacciones dolarizadas basadas en créditos UVA (Unidades de Valor Adquisitivo) se paralizaron por el salto de la divisa, a la vez que muchos con propiedades en vidriera decidieron sacarlas por la inestabilidad de la situación financiera que se vive en el país.

De acuerdo con fuentes del sector inmobiliario, varias operaciones de compra de viviendas y departamentos se desarmaron por la corrida del dólar. En concreto, como los créditos se otorgan en pesos pero las casas cotizan en dólares, cuando los tomadores recibieron los montos pautados con los bancos, las sumas ya no alcanzaban para pagar la propiedad que motivó el préstamo.

El sector inmobiliario ratificó que se cayeron varias operaciones de viviendas en Mendoza en las últimas semanas, principalmente de tomadores de créditos indexados en UVA. Un ejemplo: una casa valuada en 380 mil dólares tuvo un aumento de un millón de pesos desde que se aprobó el préstamo hasta que se otorgó. Esa operación no prosperó.

Con los precios de las viviendas dolarizados, quienes pensaban sacar un crédito o tenían un ahorro en pesos deben poner más plata para concretar la operación planeada. El problema para los tomadores de créditos es que el monto a recibir está atado a sus ingresos y no al valor de la propiedad.

LEÉR MÁS  Gremios aeronáuticos anunciaron otra medida de fuerza por 24 horas

Desde el mercado aclararon que en el escenario actual se pierde o se gana dependiendo de cómo se pautó la operación de compra. Si la compra de la casa se acordó en pesos con el propietario o la inmobiliaria, el comprador no se verá afectado por la devaluación. En cambio, si se fijó en dólares y mediante un préstamo en pesos (como los UVA), el comprador sale perjudicado porque necesita más plata.

Las inmobiliarias también tuvieron casos de propietarios que habían fijado sus precios en pesos, pero cuando se desequilibró el tipo de cambio decidieron sacar la propiedad de la vidriera. Desde el sector explicaron que muchos retiraron el cartel de venta hasta que se estabilice la situación.

“Hay incertidumbre, y en este mercado cuando la gente tiene miedo actúa de forma conservadora”, explicaron desde la inmobiliaria de Carlos Romero.

“Algunos dueños no quieren vender porque no saben lo que va a pasar, pero esto no tiene sustento real, porque en la venta de inmuebles los precios casi siempre están fijados en dólares. Entonces, al dueño de la propiedad no le afecta tanto, porque termina recibiendo el mismo valor en dólares por el que ofreció la casa”, agregaron.

LEÉR MÁS  La jueza Yáñez deslindó de responsabilidad penal a Mauricio Macri por el ARA San Juan

Guillermo Reybet, de la inmobiliaria que lleva su nombre, destacó que, si bien con las operaciones que manejó en los últimos días no tuvo mayores contratiempos, en momentos de inestabilidad es común que la gente saque del mercado las propiedades. “La inseguridad que generan estas situaciones económicas lleva a que la gente se retraiga y diga ‘no vendo’”, indicó.

Reybet sostuvo que los acuerdos por las propiedades siempre se deberían pactar en pesos, fijando el valor por el índice de la cámara de construcción y no por el dólar. “Este año el dólar aumentó un 30%, pero el índice de construcción, que es por lo que en realidad se debe fijar el precio, no subió tanto”, añadió.

Inmobiliarias de Mendoza precisaron que lo que se intenta es que las operaciones no se lleven a dólares y aconsejan sólo comprar casas si se tiene el dinero dolarizado. El problema es convencer al vendedor de esta operación, y dijeron que “no todos lo entienden”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here