Por primera vez, en Agrometal, la principal empresa de sembradoras del país, en enero pasado la fábrica no se cerró y la producción siguió adelante. El personal, que en 2015 volvió a sus funciones recién en marzo, porque poco tenía para hacer, y el año pasado lo hizo en febrero, ahora continuó su labor, más allá de que los empleados se tomaron vacaciones en forma alternada. Ubicada en Monte Maíz, Córdoba, en 2016 Agrometal aumentó un 80% las ventas de maquinaria en volumen (colocó 419 equipos) y más del 100% en facturación.
En Apache, otra fábrica de sembradoras, de Las Parejas, Santa Fe, las ventas crecieron entre 40 y 50% el año pasado y ahora están con un plan de producción que apunta a aumentar en similares porcentajes la operación en 2017. En Pauny, compañía nacional de tractores, cuentan que en lo que va del año sus ventas ya están un 10% arriba que en igual período de 2015 y con dos meses de producción comprometida a sus clientes.
Los casos de Agrometal, Apache y Pauny ilustran que tras un 2016 donde todo el mercado de la maquinaria agrícola alcanzó una facturación de $ 19.385 millones (105,8% más que en 2015), el sector ya comenzó 2017 a buen ritmo. ”Se está trabajando bien. Como nunca, nosotros no cerramos la fábrica en enero. Estamos produciendo lo vendido en enero y tenemos un mes completo comprometido. Vemos mucho interés de los productores”, expresó Rosana Negrini, gerenta de Agrometal. El trigo se siembra en mayo, pero ya hay ventas de sembradoras. Incluso, dijo, hay algunos pedidos por sembradoras para la próxima campaña de granos gruesos (maíz, soja y girasol), que empieza en septiembre/octubre. ”Hay clientes que nos están pidiendo tener su máquina para junio o julio”, ejemplificó.
La dotación de personal pasó de 240 a 330 empleados el año pasado y en enero último se sumaron otras 25 personas. ”Avizoramos que va a ser un buen año”, se entusiasma Negrini.
Carlos Castellani, presidente de Apache, señala que tras la reducción de las retenciones para exportar y el fin de las trabas comerciales al campo ”el productor está más animado”. Lo ve en las ventas realizadas en enero pasado, no habituales en el rubro sembradoras para trigo. ”Antes no se vendía [en enero], pero ya hay algunas operaciones, además de consultas. Estamos con un plan para producir entre un 40 y un 50% más versus el año pasado”, indicó Castellani. La empresa tiene en marcha un plan de inversiones de US$ 2,5 millones destinado a mejoras que tendrán un impacto sobre la competitividad de la planta.
También ve más movimiento en lo que va del año José María López, vicepresidente de Pauny. ”Lo fuerte para nosotros (por tractores) es de abril para adelante, por la cosecha, pero si comparamos enero-febrero con igual período del año pasado estamos un 10% mejor”, indicó.
López contó que el año pasado el 35% de las ventas se canalizaron a través de créditos de bancos y destaca que esa tracción continúa. Dice que en la próxima Expoagro, que se hará del 7 al 10 de marzo en un campo ubicado en el kilómetro 225 de la ruta 9 (altura San Nicolás), por el lado del Banco Nación se espera una tasa de interés atractiva para las compras en la exposición.
”Se está viendo la continuidad de una tendencia creciente de fin del año pasado, y pensamos que todo 2017 se ubicará de un 10 a un 15% por arriba de 2016. Para el productor que no tuvo un problema climático grave, la cosecha va a ser buena”, señaló Sergio Di Benedetto, gerente de Ventas y Marketing de Massey Ferguson. Indica que en su firma ”fue buena la facturación de enero”, pese a ser un mes atípico y con gente de vacaciones.
”El único signo de interrogación es qué va a pasar con el clima. Por el resto, están dadas las condiciones y hay reglas claras para la toma de decisiones para tener un buen año como 2016 o tal vez un poco mejor”, confió Fernán Zampiero, gerente comercial de John Deere. 
Fernando Bertello
LEÉR MÁS  Creció un 14% la superficie para producir ajo en Mendoza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here