“El PRO y Cambiemos piensan en bajar sueldos”.

Por Ricardo Aronskind, economista y profesor de la Universidad Nacional de San Martín.

Lo que piensan el PRO o Cambiemos detrás de la propuesta de salir del ”cepo” es que hay que bajar los sueldos para recomponer de manera brusca la tasa de beneficio a costa de la mayoría de los argentinos. Carlos Melconian llama ”cepo” a la administración de las divisas que el gobierno tuvo que hacer luego de que se fugaran U$S70.000 millones, que están en cajas de ahorro en dólares.

Los empresarios tienen U$S13.000 millones de silos de soja a la espera de una devaluación con quita de retenciones y en el exterior hay U$S370.000 millones fugados que quieren venir luego de la brusca suba del tipo de cambio a comprar empresas y tierras a bajo precio. Lo curioso es que el PRO se queja de los salarios pero no de la evasión facilitada por grandes bancos y sus propios asesores, como Alfonso Prat Gay. Para todos ellos es normal hacer negocios en negro, evadir y fugar el dinero.

LEÉR MÁS  Mendoza: La provincia con la inflación más alta del país

La estrategia del macrismo es convertir la extorsión de los grandes grupos económicos para una devaluación con endeudamiento y baja de salarios en política económica. Cada ciclo neoliberal dejó al país más endeudado, con menos industria y con más déficit comercial.

“La cara más genuina del ajuste”.

Por Claudio Lozano, diputado nacional y economista de la CTA opositora al gobierno nacional

LEÉR MÁS  Dujovne: "Ser emergentes va a darnos acceso a capital más barato, más inversion, más crecimiento y más empleo"

Carlos Melconian es alguien que recita las políticas del ajuste, que implica una fuerte caída del salario y del empleo por medio de un recorte fiscal y una devaluación para cumplir con los requerimientos de los bancos internacionales y así acceder al crédito externo. Otros asesores del PRO son más cautos y evitan revelar el ajuste que pretenden hacer, diciendo que la devaluación no va a tener efectos inflacionarios, pero en realidad, las propuestas de Melconian son la cara más genuina.

Si triunfaran las propuestas de Melconian, sería un gran retroceso a visiones que nos llevaron en la historia reciente a verdaderos desastres económicos y sociales. La corrección de los supuestos desequilibrios no pasa por un ajuste fiscal y cambiario para reducir el consumo, todo lo contrario. Necesitamos, en cambio, una reforma tributaria progresiva a nivel nacional y provincial, que revea los impuestos a las ganancias, y que aumente las cargas patronales a los niveles previos a los de la reducción de los 90.

LEÉR MÁS  Según INDEC en Mendoza bajó el desempleo

Tenemos que ir a un mayor control de las 30 empresas transnacionales excedentarias y sostener un esquema de tasas de interés pasivas locales más altas pero orientando el crédito a tasas reguladas para las pymes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here