El Gobierno nacional se reunió con representantes de las compañías petroleras y habría acordado una rebaja del 5 por ciento en los precios de venta al público de las naftas.

El encuentro, realizado en Casa de Gobierno, llegó después de la reunión que se mantuvo con los diez gobernadores integrantes de la Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI).

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el CEO de YPF, Miguel Galuccio, fueron los encargados de trazar los lineamientos finales del convenio para una baja en el precio al público de los combustibles. La baja regiría desde el 1° de enero próximo.

Según trascendió, el último fin de semana los gobernadores provinciales que forman parte de la OFEPHI estuvieron en comunicación permanente con la secretaria de Energía Mariana Matranga, a fin de delinear una estrategia conjunta, y a esas conversaciones se sumaron funcionarios de YPF, liderados por Galuccio.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el CEO de YPF, Miguel Galuccio, fueron los encargados de trazar los lineamientos finales.
Los datos del mercado petrolero internacional indican que el precio del crudo cayó el 44% durante 2014 y la expectativa es que no va a subir, sobre todo a partir de las declaraciones de funcionarios del gobierno saudita quienes aseguraron que mantendrán los actuales niveles de producción.

Las provincias plantean que si se libera el precio de comercialización del crudo -y se hace a precio internacional- cederían una parte importante de sus regalías que hasta ahora se les liquidan a un precio de alrededor de u$s80 el barril.

La carga impositiva sobre los combustibles ronda actualmente el 40% para las naftas y el 45% para el gasoil.

Una baja de los precios al consumidor, se estima, redundaría en una recuperación las ventas de combustibles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here