La industria argentina creció un 106% entre 2003 y 2012 con una creación de 3,6 millones de nuevos puestos de trabajo, según un informe del Grupo de Estudios de Economía Nacional y Popular (Geenap).

El número, basado en los aumentos anuales del PBI industrial, duplica el promedio de los países de la región. Según el trabajo denominado ”Proceso de re-industrialización 2003-2012”, en ese período la industria brasileña creció un 21%, es decir, 85 puntos porcentuales menos que la producción argentina, aun cuando el punto de partida es la crisis de principios de la década pasada.

El economista Mariano Kestelboim, miembro del Geenap, consideró que los factores que explican ese nivel de crecimiento tienen que ver, en primer término, con el mantenimiento extendido de un tipo de cambio favorable para el desarrollo productivo. ”Esto se fue delimitando en los últimos años, pero Argentina hizo una diferencia muy importante por haber contado con precios relativos muchos más adecuados al desarrollo interno”, indicó el especialista al desarrollar una comparación con los números de los países vecinos.

LEÉR MÁS  La nafta llegaría los $40 en los próximos meses

Kestelboim agregó que hay otros factores que acompañan el proceso. Entre ellos, habló de un mercado interno ”con dinámica y crecimiento” que permitió a la industria alcanzar escalas mayores. En ese sentido, mencionó también las políticas de administración comercial ”que apuntan contra la competencia desleal”, además del contexto de crisis internacional que propició a partir de 2008 y 2009 ”aplicar un programa de subsidios a empresas con problemas” y una política más fuerte de créditos orientados al dessarrollo productivo ”como los (Créditos) del Bicentenario o la reforma de la carta orgánica que habilitó empréstitos a tasa conveniente”.

El miembro del Geenap destacó también que la Argentina es ”el único país que en la región que no reprimarizó sus exportaciones”. En tal sentido, comparó que ”en los otros países la participación de primarios sobre exportaciones totales creció, según datos de la CEPAL”, y alistó a Brasil, Chile y México a la cabeza de los países que más incurrieron en esa tendencia. ”Estos países –prosiguió Kestelboim– se vieron favorecidos por el incremento de los precios internacionales, pero sus estructuras industriales internas cedieron en términos de exportación”, mientras que en el país, con administración del tipo de cambio, se logró eliminar las distorsiones”, finalizó.

LEÉR MÁS  Enargas intimó a Ecogas a presentar información sobre la facturación estimada

El titular de la Confederación General Económica (CGE), Ider Peretti, se centró en la comparación con Brasil, que en 2002 ”arrancó de un piso más alto” que la Argentina, pese a lo cual ”logramos un crecimiento del 10% anual”, resaltó. El empresario destacó la creación de empleo y apuntó el tema financiero como otro factor determinante: ”Se instrumentó una política de créditos subsidiados a tasas de un solo dígito, un acompañamiento para el desarrollo como nunca hubo.” En ese marco, el sector industrial hoy tiene ”la menor tasa de incobrabilidad de los últimos años”, indicó Peretti.

Entre otras repercusiones del trabajo del Geenap, el economista Diego Estrada (de Economía del Bicentenario) destacó las retenciones a las exportaciones porque permitieron, en el caso de los productos del agro, ”cuidar el valor de los alimentos” e impulsar cambios en la matriz productiva.

LEÉR MÁS  La nafta llegaría los $40 en los próximos meses

En ese sentido, Demián Panigo, del CONICET, añadió que ”no basta con un tipo de cambio caro, porque pierde el trabajador. Por eso el gobierno puso retenciones, porque si había un tipo de cambio caro para la industria no lo hubiera también para el agro, y se tradujera en aumentos de precios de alimentos”.

Motos: más partes locales

La integración de partes nacionales en la fabricación de motos de 0 a 125 cc3 promedia actualmente el 30%, se informó el jueves pasado en una reunión de toda la cadena de valor del sector motos que se realizó en la Confederación General Económica (CGE).

En la misma, se acordó la inclusión del segmento de motos de 126 a 160 cc3 en el programa de localización de partes, piezas y servicios con un porcentaje inicial de participación nacional del 15%, aunque quedó pendiente la fijación de los plazos. Según un comunicado emitido ayer, este segmento experimentó un notable crecimiento de participación de mercado, con índices del 21% por sobre el total de motos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here