La producción porcina local expresó su preocupación por la importación, durante enero pasado, de cortes de cerdo congelados desde Brasil, con el arribo masivo de cortes como carré o solomillo, que aplasta el valor de la producción doméstica.
Así lo indicó Juan Luis Uccelli, presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP), quien expresó que ”cuando entran cortes baratos del cerdo desde el exterior, baja el precio de la media res (porcina local) y esto afecta el precio al productor”.
Con la constatación -según indicó la asociación- del ingreso de unos 5.000 kilos de cerdo congelado procedente de Brasil y Europa, los productores porcinos locales ”tienen miedo” que esta práctica comercial ”empiece a suceder de aquí en adelante” durante el 2017.
Desde AAPP también se cuestionó la problemática sanitaria que podría revestir la recepción y venta en las góndolas de este tipo de productos, que ingresan al país ”congelados, luego son descongelados para su venta” y que en la práctica doméstica de consumo, no podrían volver a ser congelados.
El sector porcino cerró durante el 2016 un nivel de faena de 620 mil toneladas (con 7 millones de cabezas faenadas), con lo cual el ingreso de enero apenas alcanza al 1 por ciento de la producción cárnica anual.
Según la estimación privada, las compras expertas podrían ascender a casi un cinco o seis por ciento anualizada de la faena local.
El mercado doméstico de cerdo ronda los 16,5 kilos anuales por habitante, cifra que según AAPP volvería a crecer durante el 2017 a instancias de la demanda que exhibe el mercado local de proteína animal.
Dentro de las piezas cárnicas importadas, se detecta que casi la mitad de los envíos realizados por frigoríficos porcinos de Brasil corresponden el corte de bondiola y otro 35 por ciento al solomillo, productos que no tienen mercado en el vecino país.
”No era necesario traer eso, esto lo que hace es complicar el negocio porcino a futuro”, reconoció Uccelli en declaraciones a la prensa, que además consignó que el ingreso de ”cortes baratos” deprecia los valores de la producción local.
Más allá de esto, Uccelli comentó que desde el sector porcino se logró tramitar la primera exportación de carne de cerdo a partir de marzo, que si bien no se concretará ni en un volumen significativo ni tampoco bajo un precio que ofrezca una buena rentabilidad, si permitirá movilizar al sector.
”El comienzo de este tipo de operaciones al exterior permitirá no generar presión sobre la carne de cerdo local”, manifestó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here