La cosecha de maíz ofrecería un volumen record con problemas por efecto del clima

La campaña maicera propone la posibilidad de contar con una cosecha récord pese a que la terminación de los lotes, y su rinde, va a depender de las condiciones climáticas que ofrecerá marzo y abril, meses que concentran las mayores tareas de trilla. 
En diálogo con DyN, Gustavo López, de la consultora Agritrend, ponderó las posibilidad de lograr una cosecha ”récord”, ya que se podrían obtener, según indicó, ”unas 36 o 37 millones de toneladas, ya que hay zonas con un potencial de rendimiento es enorme”. ”Todo va a depender del clima, ya que si sigue lloviendo, no será así; aunque todo parece presentarse bien para el maíz. Tras las últimas tormentas, están mejor los maizales que los lotes de soja, ya que los primeros registraron una siembra más tardía”, comentó. López manifestó además que ”es atractiva la expectativa de obtener una cosecha récord”. 
Tal como advierte el especialista, las condiciones climáticas van a fijar las condiciones de los cultivos hasta el fin de la campaña gruesa. Según el último informe meteorológico de la Bolsa de Bahía Blanca entre el domingo 26 y martes 28 de febrero se prevén lluvias de entre 100 y 150 milímetros que precipitarán fundamentalmente sobre toda la zona central de la provincia de Buenos Aires. 
Ya en los últimos días, una tormenta golpeo con fuerza a los maizales y lotes de soja de segunda ubicados en el noroeste del departamento de Marcos Juárez, en lotes próximos a la ciudad de Leones. Más allá del pronóstico, la tónica de los precios pagados en Rosario resulta ascendente con un valor que para marzo y abril se sitúa en torno a los 157 y 155 dólares, respectivamente, mientras que para la posición de julio próximo cae por debajo de los 150 dólares a la espera de una buena cosecha. 
También la Bolsa de Comercio de Rosario apuesta a la obtención de una cosecha de 36,5 millones de toneladas para la presente campaña, con un rinde que redondea los 7.620 kilos por hectárea. Para el caso de la soja, la entidad rosarina estima que se obtendrán unas 54,5 millones de toneladas, con un rinde nacional que tocará casi los 3.000 kilos por hectárea. Un informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe refirió que las condiciones del clima y altos porcentajes de humedad de granos condicionan el avance de la cosecha, que por ello se interrumpió en departamentos del centro-norte santafesino. 
Allí, la trilla realizada permitió obtener rindes de entre 7.000 y 9.000 kilos por hectárea para el maíz, mientras que los lotes que no debieron enfrentar excesos dicho rendimiento trepó a 11.000 kilos. Para el caso de la soja en la zona, el 70 por ciento del área ofrece un estado bueno a muy bueno, y otro 20 por ciento, cuenta con una calificación de buena. 
LEÉR MÁS  El FMI aprobará el acuerdo con Argentina y desembolsará USD 13.400 millones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here