El salario mínimo vital y móvil de la Argentina es el que tiene más capacidad de compra de la región. Esta conclusión se desprende de un informe realizado por el Grupo de Estudio de Economía Nacional y Popular (GEENAP) que se hizo tomando como referencia la cantidad de unidades que se pueden adquirir de una canasta básica de alimentos en una cadena de supermercados de Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, Colombia, Perú y Argentina con un sueldo mínimo. El informe toma como referencia precios de mercado que pueden conseguirse públicamente porque se publican en las páginas web de los supermercados. De esta manera, no está sujeto a ninguno de los indicadores de precios de los países de orígen sino al valor que establecen las grandes cadenas de supermercados y al que los adquiere el consumidor en la góndola.

En la mayoría de los productos tomados como referencia; un litro de aceite de girasol, la harina (1kg), el arroz, los fideos (1 kg), las papas (1 kg), el azúcar (1 kg), la leche (1 lt), la carne picada (1 kg) y la bebida cola (1,5 lt) el argentino que gana un salario mínimo vital y móvil tiene mayor capacidad de compra que sus países vecinos. En cambio, en el caso del lomo, la Argentina se ubica en el cuarto lugar con 31 kilos por salario mínimo, muy por debajo de Paraguay, donde se pueden adquirir 74 kilogramos, Colombia (36 kg) y Brasil (32), y por encima de Chile (30 kg), Uruguay (14 kg) y Perú (13 Kg). Otro ítem en el que la Argentina tampoco lidera la mayor capacidad adquisitiva por producto es en el caso del pan, el pollo, los huevos y las manzanas, que están encabezados por otros países de la región.

LEÉR MÁS  El precio de la nafta podría superar los 30 pesos

”En la mayoría de los productos la Argentina tiene poder adquisitivo más alto, sólo se observan diferencias en aquellos artículos estacionales como la papa, como nos había ocurrido en evaluaciones anterior con los panificados y la harina cuando hubo un aumento muy fuerte del precio del trigo”, explicó a Tiempo Argentino Ivan Weigandi, experto del Geenap y uno de los expertos que participó en la elaboración de este trabajo. En cambio, en los productos que no están tan sujetos a la estacionalidad, el poder de compra de la Argentina se mantiene estable y muy por encima del resto de los países evaluados.

El desafío en el corto plazo es reducir el empleo informal porque un trabajador ”en negro” gana casi la mitad que uno formal y no tiene la cobertura social.
A la hora de analizar las razones por las cuales el poder adquisitivo del país es superior, en términos generales, al resto de las nacionales, Weigandi se lo atribuyó a la actualización continua del salario mínimo que se puso en marcha desde el 2003 hasta la fecha, y a las políticas de retenciones y de limitación de las exportaciones que impidieron que algunos productos como la carne se cotizaran en el mercado local tomando como referencia los valores internacionales y se dolarizaran en las góndolas. El caso más resonante es el de los productos cárnicos populares, como la carne picada.

LEÉR MÁS  Una familia tipo necesitó $18.800 para no caer por debajo de la línea de pobreza

En la Argentina, con un salario mínimo se pueden comprar casi 261 kilos de carne picada, mientras que en Uruguay, país que ha promovido fuertemente las exportaciones sin tomar en consideración el consumo local, sólo se pueden adquirir 119 kilogramos, prácticamente la mitad. El analista y consultor Artemio López considera que una de las claves para mantener el poder de compra de la población ha sido la reinstauración del salario mínimo.

”Como institución, el salario mínimo vital y móvil lo recompuso el kirchnerismo. Hoy es el más alto de la región y de la historia de la Argentina después de estar congelado durante toda la década neoliberal”, recordó López. Sin embargo, el consultor no pierde de vista algunos aspectos macroeconómicos que también resultaron fundamentales para mejorar la capacidad adquisitiva de los ingresos de los trabajadores. Entre ellas destaca el fuerte crecimiento económico que registró el país en la última década, la fuerte caída del desempleo y el retorno de las paritarias como mecanismo de negociación de los sindicatos frente a las patronales.

Abrahm Gak, economista del Grupo Fenix, coincide en el diagnóstico. ”El secreto fundamental –apunta Gak– es que la política económica está dada por el sostenimiento del empleo y la presencia de más de 1000 paritarias anuales, lo que permite que los sectores sindicalizados hagan una defensa muy importante del nivel de vida”.

López apunta algunos problemas importantes como la balanza cambiaria y el impacto del aumento de los precios sobre los sectores de menores ingresos. Sin embargo, cuestiona a aquellos que ponen en el grillete el mayor peso del empleo estatal en la estructura laboral. ”Es cierto que la administración pública tiene una alta participación en muchos de los empleos que hoy se generan, pero no hay que desmerecerlo porque la creación del trabajo público tiene un efecto contracíclico que permite sostener el nivel de empleo, y eso hay que entenderlo como una inversión”, puntualiza Artemio López.

LEÉR MÁS  Una familia tipo necesitó $18.800 para no caer por debajo de la línea de pobreza

Sin embargo, la batalla no está ganada ni mucho menos. Tanto Artemio López como el economista del Grupo Fenix, Abraham Gak, coinciden en que todavía hay muchos desafíos por delante. Ambos consideran que el desafío en el corto plazo es reducir el empleo informal porque un trabajador ”en negro” gana casi la mitad que uno formal y no tiene la cobertura social necesaria para garantizarse una vida digna. Según Gak, las claves para seguir mejorando el poder de compra de la población pasan esencialmente por seguir creciendo, crear trabajos de mayor valor agregado en el sector industrial porque son los que tienen salarios más altos, aumentar la inversión en Educación y en Ciencia y Tecnología y continuar por la senda de la mejora en la distribución del ingreso. Todos estos desafíos que tiene por delante la Argentina requieren a su vez profundizar el modelo de sustitución de importaciones, incrementar las exportaciones y proseguir con las políticas sociales de inserción de aquellos que aún están marginados del sistema de consumo.

Dólares

Claves. El salario argentino es el mayor medido en dólares, de toda la región contemplada.

Infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here