La Justicia investiga al empresario Enrique Blaksley Señorans, conocido por ser el sponsor de los deportistas más destacados que viven o visitan la Argentina: Lionel Messi, Adolfo Cambiasso, Roger Federer, las hermanas Serena y Venus Williams y hasta Usain Bolt.

A partir de una denuncia de la AFIP, la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) a cargo del fiscal Carlos Gonella se presentó a la Justicia para que se investiguen el origen y el manejo de los millonarios fondos en poder de Blaksley. ”Los múltiples indicios detectados sobre la inusualidad manifiesta en los negocios desarrollados por Blaksley Señorans a través de su empresa ‘Hope Funds S.A.’ son elementos que sustentan con holgura el inicio de una investigación orientada al posible lavado de activos de origen delictivo”, escribió el titular de la unidad fiscal en su presentación.

 

A través de su compañía Hope Funds S.A, Blaksley hizo una serie de negocios de alto perfil, sobre todo en el mundo del deporte. Por ejemplo, se asoció a la familia Messi para abrir una cadena de cafés con su nombre en España, trajo al tenista Roger Federer a la Argentina, pagó para que Usain Bolt viniese a correr contra el Metrobus en la 9 de Julio, adquirió el 47% del fondo de comercio del Buenos Aires Design por 20 millones de dólares, compró la licencia del Hard Rock Café Argentina por otros 7 millones, se quedó con el manejo de parte del merchandising del Club Atlético Boca Juniors y es auspiciante de la selección nacional de básquet. Su empresa también aparece en las camisetas del equipo de polo La Dolfina, comandado por Adolfo Cambiasso.

LEÉR MÁS  Alerta en la FEM por la suba en los alquileres

En su página web, la empresa se presenta a sí misma como una compañía de inversiones que opera ”con discreción sobre el patrimonio de las personas, dentro de un marco global denominado Arquitectura Financiera Múltiple”. Sobre esos negocios es que primero la AFIP, y ahora la Justicia, posaron su mirada.

La investigación de la AFIP determinó que el empresario no sólo no podría justificar el crecimiento de su patrimonio, sino que ni siquiera sería capaz de explicar el origen de los fondos que utilizó para sus inversiones. La causa presentada por la Procelac recayó en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de San Isidro N°1, a cargo de la jueza Sandra Arroyo Delgado.

LEÉR MÁS  Más de 13 mil personas cruzaron al vecino país este fin de semana largo

En el informe elaborado por la AFIP, se constató que apenas 3 de los 521 clientes de Hope Funds contaban con la capacidad económica suficiente para hacer una inversión y la dejaron asentada en su declaración de impuestos.

”La actividad principal declarada por ‘Hope Funds S.A.’ ante la AFIP difiere del alcance real de sus negocios, ya que no parece haber identidad entre la prestación de ‘servicios inmobiliarios realizados a cambio de una retribución o por contraprestación’, con la captación de fondos de terceros mediante mutuos y de su inversión en sociedades de diversa índole”, aseguró el fiscal Gonella.

LEÉR MÁS  La inflación de noviembre fue de 1,3% en la provincia

Quién es Enrique Blaksley

Autodefinido como un ”mecenas del deporte y el arte”, este hombre de 48 años nacido y criado en la clase media de San Isidro fundó su compañía en el año 1989 y desde allí se fue construyendo un nombre en el mundo de los ricos y famosos. Tradicionalmente de bajo perfil, levantó su imagen en los últimos años al fotografiarse con las estrellas del deporte a las que financió y hasta con dos Sumos Pontífices: primero Benedicto XVI y luego el Papa Francisco.

El empresario que tiene negocios en al menos una decena de países ahora está en la mira de la Justicia argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here