La actividad económica cayó 2,3 por ciento en 2016, luego de que en diciembre retrocedió 0,1 por ciento en forma interanual, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).
En tanto, el PIB en diciembre creció 1,6 por ciento respecto del mes anterior y sumó el segundo avance consecutivo tras el incremento de 1,2 por ciento que se había producido en noviembre.
La contracción económica estuvo en línea con las estimaciones privadas, que pronosticaron un retroceso de 2,5 por ciento, y por sobre la proyección oficial de 1,5 por ciento.
Incluso estuvo más cerca del 2 por ciento anunciado por el FMI, pronóstico que generó un cortocircuito con el organismo multilateral.
Los datos corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que se difunde todos los meses a modo de adelanto de la evolución del PIB que se da a conocer en forma trimestral.
La información oficial muestra que la actividad se mantuvo en terreno positivo pero con tendencia declinante en el primer trimestre, y se mantuvo en caída desde abril hasta diciembre, pero atenuándose y dando señales de reversión en el último cuarto del año.
Así, en octubre se observó una caída interanual de la economía de 4,4 por ciento que pasó a ser de 1,4 por ciento en noviembre para cerrar diciembre casi en equilibrio.
En lo que respecta a las comparaciones intermensuales, en octubre la economía estuvo al mismo nivel que en septiembre en noviembre creció 1,2 por ciento para acelerar su avance y cerrar en 1,6 por ciento en diciembre.
Este comportamiento coincide con los datos que había anticipado el Banco Central de la República Argentina en su Indicador Líder (ILA).
El Gobierno proyectó en 2017 un crecimiento del orden de 3/3,5 por ciento, y la tendencia que se produjo en el cuarto trimestre de 2016 le da Sustento a la estimación oficial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here