Las acciones de la petrolera YPF, lograron más que duplicar su valor en poco más de un año, incluso llegando hoy a tener un precio mayor al papel de la firma cuando permanecía mayoritariamente en manos privadas. Hoy, la gestión de Miguel Galuccio en la empresa mixta que maneja el Estado Nacional posicionó al papel de la petrolera como uno de los más dinámicos del panel Merval, con un valor que roza los $ 170.

El 16 de abril del 2012, día en que la presidenta de la Nación anunciaba formalmente la recuperación del management de YPF para el Estado, la acción de la compañía costaba 116 pesos. Diez días después, el 26 de abril y luego de varios días consecutivos de caída, los mercados reaccionaron como casi siempre que se quita parte de un negocio a un privado, y el papel de YPF llegó a costar 70 pesos.

Si bien es cierto que en la última parte de la gestión Eskenazi los estados de Neuquén, Mendoza y Chubut ya habían empezado a quitarle a YPF áreas de inversión, el terreno negativo del papel se profundizó aun más tras la expropiación del 51% del paquete a Repsol. Entre mediados del 2012 y junio de este año, la acción fluctuó entre los $ 65 / $ 70 y los $ 100, aún afectada por los chispazos con España por el pago de las acciones retiradas.
Para los especialistas, el camino de recuperación del precio fue tedioso y se consolidó cuando la firma empezó a abrir el juego de posibles asociaciones de privados para explotar Vaca Muerta. De hecho, en los últimos 15 días la acción subió casi $ 20 mientras Chevron e YPF rubricaban el convenio de inversión de U$S 1240 y la Legislatura de Neuquén aprobaba los convenios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here