John Deere anunció en Expoagro que nacionalizará la producción de su línea de tractores 6J, para comenzar su fabricación en su planta de Granadero Baigorria, provincia de Santa Fe. Así, se sumará a las cosechadoras que ya produce en el país.

La compañía indicó que la producción de Serie 6J en el país generará nuevos empleos directos e indirectos y la incorporación creciente de componentes de producción nacional, como fundiciones, llantas, cubiertas y baterías.

Además, precisó que los nuevos tractores contarán con motor nacional, que también ya son fabricados en la planta de Granadero Baigorria.

“Así, reforzamos nuestro compromiso con el campo argentino y también con la industria nacional. John Deere volverá a ser protagonista en un segmento de potencia que representa el 45% de la industria y que demanda tecnología, confiabilidad y posventa de calidad”, afirmó Gastón Trajtenberg, presidente de la firma en el país.

La Serie 6J está compuesta por 6 modelos que van de los 110 a los 205 hp. Con esta incorporación, John Deere apunta a cubrir las necesidades del 90% de la industria de tractores, ofreciendo desde 45 hp hasta 205 hp.

“Los tractores 6J, por su motor, su transmisión y la posibilidad de integrar a la agricultura de precisión, son una opción superadora, que suma tecnología e innovación a los equipos del segmento”, agregó Trajtemberg.

Expoagro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here