Debido a las constantes lluvias y tormentas de las últimas semanas en gran parte de la zona agrícola, se generará una pérdida de al menos 2 millones y 3 millones de toneladas en la producción final de soja. Esto implica alrededor de US$ 1.000 millones.

Por su parte la consultora Oil World, especializada en oleaginosas y derivados, indicó que la Argentina puede perder 3 millones de toneladas de producción final y que ese volumen implica un 5% del estimado de producción total, que es de entre 59 y 60 millones de toneladas.

En este marco desde el Ministerio de Agroindustria se planteó cautela a la hora de hablar de pérdidas en volumen, ya que los datos recolectados son parciales: ”En líneas generales, las pérdidas no son significativas, pero para el que está dentro de la zona de Las Colonias, en Santa Fe, la pérdida es del 80% por la inundación de sus campos”, indicó el secretario de Agricultura, Ricardo Negri.

”El riesgo sigue siendo grande debido a que la lluvia sigue haciendo daño a la cosecha gruesa”, explicó el funcionario en declaraciones este fin de semana a radio Continental.

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile alertó que los informes que les llegan de las zonas anegadas es por pérdidas de entre 10% y 20% del área cultivada de soja, mientras entre el 50% y 70% dependerá de lo que suceda en los próximos días.

Las zonas más afectadas por el temporal son el centro de Santa Fe; la provincia de Entre Ríos y sureste de Córdoba. También los excesos hídricos complicaron la cosecha en Chaco y hasta en el NOA, donde se estima que las labores se iniciarán con fuerza esta semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here