Informe de la industria metalúrgica en la Argentina

La industria metalúrgica desmiente al Gobierno y su slogan de la recuperación. En marzo, por sexto mes consecutivo, todos los subsectores de la actividad metalúrgica presentan caídas en el nivel de actividad. Ese resultado muestra el último informe de Adimra, que agrupa a las empresas del sector metalmecánico.

A raíz de la caída del consumo y el endurecimiento de las condiciones crediticias, la mitad de los empresarios metalúrgicos redujo su plantilla de personal en el primer trimestre, «revelando un importante deterioro en el nivel de empleo», indica el informe. En abril y lo que va de mayo, la actividad metalúrgica sigue mostrando similares resultados en el interanual. La utilización de la capacidad industrial del sector está en el orden del 50 por ciento.

Tal como sucede en otros rubros, los indicadores del sector metalúrgico desmienten la versión oficial de que la economía está mejorando luego de la crisis cambiaria. El análisis por cadena de valor que realiza Adimra muestra que en el sector automotor apenas el 26 por ciento de las empresas aumentó su producción en marzo, contra el 27 por ciento de febrero. En la cadena agroindustrial, el 28 por ciento de las firmas tuvo resultados positivos, frente al 30 por ciento de febrero, mientras que en construcción e infraestructura el dato quedó fijo en el 24 por ciento. Según el informe del Indec, la industria en su conjunto tuvo una merma del 4,3 por ciento en marzo en relación a febrero, luego de dos meses consecutivos de mejoras.

LEÉR MÁS  Vaca Muerta en Mendoza: comienza la explotación con la instalación de un parque industrial

Otra medida del grado de estancamiento del sector metalúrgico es el «índice de difusión» que confecciona Adimra, el cual se acerca a la medida que una mayor cantidad de rubros tienen resultados positivos y va hacia cero cuando predominan los números negativos. A partir de mayo del año pasado, el índice quedó por debajo de 0,5 y desde octubre se ubica en cero.

La actividad metalúrgica tuvo en marzo una caída del 8,7 por ciento interanual, lo cual impactó en una reducción del empleo del 2,1 por ciento en el mismo período. El primer trimestre de 2019, el 50 por ciento de las empresas que redujeron su plantilla de empleo, el peor dato desde comienzos de 2015, sólo superado por el 53 por ciento del primer trimestre de 2017.

El rubro más castigado fue carrocerías, remolques y semirremolques, con una baja del 26,1 por ciento en marzo. Aquí se destaca el cierre de la planta de Loma Hermosa de la empresa carrocera Metalpar, en donde trabajaban 550 personas y la crisis en la empresa Helvética, ubicada en Cañada de Gómez con 90 personas empleadas. Le sigue el rubro fundición, con una merma del 9,6 por ciento, afectado por el impacto tarifario del uso intensivo del gas. En equipos y aparatos eléctricos se produjo una caída del 9,2, mientras que en maquinaria agrícola, del 8,6 por ciento. Según el Indec, en el primer trimestre cayó fuerte la venta de tractores nacionales (26,9 por ciento), aunque mejoró la venta de cosechadoras e implementos. En línea con la sensible mejora de la cosecha, se espera que la maquinaria agrícola al menos no tenga un año tan malo como el resto de la metalurgia.

LEÉR MÁS  Organismos de Mendoza rechazan ser patrocinados por el defensor de un agresor sexual

En tanto, bienes de capital tiene una caída del 7,5 por ciento asociada a la reducción de la inversión privada ante el escenario recesivo. En autopartes, la merma de actividad es del 6,1 y equipamiento médico, del 3,6 por ciento. Según la encuesta de Adimra, el 40 por ciento de los empresarios metalúrgicos preveían una caída de la producción para el trimestre abril-junio. En la Ciudad de Buenos Aires, los empresarios «pesimistas» llegan al 47 por ciento y en Entre Ríos, al 49 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here