Inflación: los índices en Mendoza se harán esperar

En medio de la discusión que se dio a nivel nacional por la confección del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que incluyó la salida de la secretaria técnica del INDEC Graciela Bevaqcua por diferencias con el titular del instituto Jorge Todesca, en Mendoza se trabaja por recuperar la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE). Esa tarea ha caído en manos del nuevo titular, Facundo Biffi, quien señaló que calcula tener un IPC provincial para el mes de julio.
Si bien Biffi evitó entrar en la polémica de cuánto tiempo se necesita para poder conformar un índice serio sobre el consumo, confesó que en Mendoza han puesto un plazo de seis meses, en parte, porque así se había manifestado a nivel nacional. ”A más tardar en julio tendremos las primeras mediciones, pero estamos atados al INDEC porque requerimos su apoyo técnico en cuestiones metodológicas”, sostuvo el funcionario, que es hijo del diputado provincial César Biffi.
En el INDEC, la técnica que había sido removida por el kirchnerismo por negarse a manipular índices y que volvió con la nueva gestión, Graciela Bevacqua, había expresado que llevaría entre 6 y 8 meses conformar un IPC nacional. Sin embargo, su visión contrató con las necesidades del Ejecutivo, que pretende tener ese índice en los próximos dos meses. Eso llevó a que Bevacqua sea desplazada de su cargo de directora.
Indirectamente, las urgencias que existen en el INDEC han influido en la conformación del IPC Mendoza, ya que las dificultades propias que atraviesa el instituto nacional han condicionado el apoyo técnico que solicitan en la provincia. ”No hemos podido avanzar todo lo que pretendemos, porque ellos tienen dificultades propias y nosotros problemas operativos. Necesitamos que nos brinden soporte técnico y operativo y esperamos que en el plenario de marzo con todas las provincias nos den precisiones”, explicó el funcionario local.
Al igual que ocurrió a nivel nacional, donde los índices del INDEC fueron perdiendo credibilidad con el tiempo, en Mendoza la DEIE se fue desdibujando con el correr de los años. Tanto es así, que durante la última gestión se dejaron de relevar algunos datos importantes y el trabajo se limitó casi exclusivamente a relevar el índice de precios que se solicitaba desde la Nación, pero que carecía de representatividad a nivel provincial. ”Eran índices urbanos que se contrastaban con los de otras provincias de Cuyo para sacar un índice regional”, manifestó Biffi.
Por todo ello, el titular de la DEIE remarcó que seis meses les pareció un ”tiempo prudencial” para reordenar el funcionamiento de la dirección. ”Desconocíamos con qué nos íbamos a encontrar, ni sabíamos con qué dinámica se podía trabajar. Además, sabíamos los plazos de la nación y no queríamos tener otros”, subrayó.
En cuanto al panorama que encontraron al asumir, afirmó que no era tan malo como pensaban. Si bien señaló que existe un atraso tecnológico importante y que será necesario realizar inversiones para poder dar un salto de calidad, aclaró que cuenta con recurso humano bien predispuesto a retomar tareas que habían dejado de hacerse.
”Los equipos estaban armados, pero no se estaba trabajado con la rigurosidad de otros años. En el factor humano encontré buena gente, bien predispuesta y con ganas de hacer cosas que no se habían hecho o no les permitían que se hagan”, sostuvo.
Si bien dejó claro que el IPC provincial será no sólo la prioridad sino el ”leitmotiv” de esta nueva DEIE, aseguró que no se conformarán con ello y serán ”más ambiciosos”. ”El problema es que todo lleva tiempo y los plazos técnicos no son los que tiene la sociedad”, aclaró.
”En cada lugar donde vas tocando, encontrás cosas que se pueden y sería interesante hacer, como análisis en educación, salud o seguridad. Pero hay que entender que los tiempos son tiempos técnicos y por ahí están disociados de la urgencia social”, agregó.
De todas maneras, aseguró que entre las metas en el corto plazo está el de recuperar relevamiento de la Encuesta de Condiciones de Vida, la cual lleva un paso más allá la Encuesta Permanente de Hogares realizada por el INDEC al ampliar el universo para la toma de datos. ”Da una visión general de lo que está pasando en toda la provincia y se interrumpió en el 2012. En el 2015 se quiso retomar, pero a medias”, manifestó el titular de la DEIE.
Otro objetivo pensando en el futuro es la digitalización de la toma de datos, abandonando los formularios tradicionales para hacerlo a través de tablets o smartphones. ”Si lo logramos, se reduce el error humano en la carga de datos y se recortan los tiempos que lleva pasar los datos a la computadora”, explicó. Para ello, hace falta invertir en computadoras, procesadores y otras herramientas, algo que teniendo en cuenta el contexto financiero de la provincia no parece muy sencillo. Al menos por el momento.
LEÉR MÁS  La cotización del dólar cerró en baja

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here