El juez de primera instancia del distrito sur de Nueva York, Thomas Griesa, ratificó hoy que los 534 millones de dólares depositados por Argentina para pagar a bonistas reestructurados deberán seguir ”retenidos” por el Bank Of New York Mellon (BONY) en la cuenta que posee en el Banco Central, ”a la espera de una nueva orden”.

LEÉR MÁS  Mendoza: La provincia con la inflación más alta del país

La decisión del magistrado distrital, emitida con fecha de hoy, sostiene que el BONY ”no podrá realizar ni permitir ninguna transferencia de los fondos a menos que eso sea ordenado” por su tribunal.

El magistrado, que forzó un extraño caso de default para la Argentina, permitió todos los pagos de vencimiento que no tenían legislación estadounidense.

LEÉR MÁS  Situación de los microemprendimientos en Argentina

En las semanas previas, tras pedidos de distintas entidades financieras mundiales, Griesa aprobó “por única vez” pagos en Europa.

El BoNY redactó hace semanas una moción de aclaración a Griesa para saber qué hacer exactamente con el dinero ingresado por Argentina el 26 de junio, pero sigue esperando una respuesta más allá de la recomendación que el juez hizo en la vista del 27 de junio y que reiteró posteriormente.

LEÉR MÁS  ¿Qué significa ser un "mercado emergente"?

Desde entonces, la entidad también emitió un comunicado a sus clientes asegurando que estaban ”pendientes” de esa nueva orden cuya ”naturaleza y fecha todavía no es conocida” y diciendo a los bonistas que el banco ”no hace recomendaciones y no da asesoría legal o de inversión” a los afectados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here