Novedades en materia económica. El Tesoro colocó tres letras a ANSeS para poder utilizar el dinero del sinceramiento fiscal, que tiene como destino la reparación histórica de los jubilados pero que estaba ocioso, para pagar deudas flotantes con proveedores del Estado, empresas públicas, transferir fondos a la provincia de Buenos Aires y liquidar una letra anterior con el organismo previsional.
Según indica el Cronista Comercial, el Gobierno emitió tres letras entre diciembre y enero pasados por $ 107.000 millones, para captar los fondos que ANSeS tenía sin utilizar en cuenta corriente porque el monto era superior a la cuenta a pagar por el programa que ajusta los haberes de los jubilados.
Según datos de ANSeS, la cuenta con fondos del blanqueo alcanzó los $ 114.000 millones, de los cuales el organismo utilizó $ 2000 millones para anticipar la reparación histórica a unos 900.000 jubilados, a la espera que la Justicia avance con las homologaciones del resto de los trámites.
Dentro de sus estimaciones, esos fondos alcanzarán para realizar los pagos de 2017 y parte de 2018. Según datos del Ministerio de Hacienda, esos $ 90.000 millones se destinaron a pagar deuda flotante que el Estado tenía con proveedores, se transfirió dinero a empresas públicas para que pudieran mejorar las condiciones financieras con sus respectivos proveedores y para transferir los $ 25.000 millones a la provincia de Buenos Aires.
Según dijo el Gobierno, el año pasado pudo reducir una deuda pendiente de pago de $ 140.000 millones (entre 40.000 y 60.000 millones de pesos que heredó sin registrar) a un saldo de $ 75.000 millones a pagar este año.
En tanto, entre las empresas que recibieron las transferencias para reducir los plazos de pago y obtener mejores precios de sus proveedores se encuentra Cammesa, que recibió unos $ 35.000 millones.
Finalmente, la provincia que gobierna María Eugenia Vidal recibió a modo de compensación por el tope al Fondo del Conurbano unos $ 25.000 millones, que incluyen la cancelación de una deuda de $ 10.000 millones que la provincia había adquirido para pagar los sueldos y aguinaldos de fines de 2015.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here