La automotriz General Motors y la seccional Rosario del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte de la Argentina (SMATA) llegaron a un acuerdo para mantener las fuentes de trabajo en la planta que la compañía posee en la localidad santafesina de Alvear.

El acuerdo entre GM y SMATA Rosario consiste en el cierre de la planta durante cuatro días -entre el 19 y el 25 de este mes-, ”respetándose el pago del 100 por ciento del salario neto de los trabajadores”, dijo Antonio Milici, secretario adjunto de la seccional local del sindicato.

LEÉR MÁS  En junio la inflación fue récord

El convenio contempla un nuevo encuentro entre las partes el 18 de este mes donde ”habrá nuevas negociaciones” con las ”expectativas positivas de que el mercado responda favorablemente”, dijo el gremialista.

El acuerdo fue rubricado entre el secretario general de SMATA Rosario, Marcelo Barros, y la directora de GM para Argentina, Isela Costantini.

LEÉR MÁS  El gobierno enfrenta un "supermartes" doble

Milici añadió por su parte que la medida busca mantener el estado actual de cosas hasta mediados de 2015 cuando GM prevé reconvertir su planta santafesina para la fabricación de un nuevo modelo automotor.

”General Motors prevé reconvertir la planta hacia mediados de 2015 con una plataforma para su nuevo proyecto, el Fénix, un vehículo que se ubicará en las gamas superiores del rubro”, informaron desde el sindicato local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here