Fondos buitre: bonistas podrían renunciar a la cláusula que complica la negociación

Un grupo de bonistas reestructurados de deuda argentina están trabajando para remover la cláusula RUFO, que impide que el emisor ofrezca mejores términos a los acreedores que no participaron en sus canjes de deuda, uno de los obstáculos para que el país llegue a un acuerdo con fondos que la demandaron.

Argentina, que cayó en cesación de pagos tras no llegar a un acuerdo con los acreedores holdouts, ha argumentado que la cláusula no le permite ofrecer mejores términos a los acreedores no reestructurados que a los que acudieron a los canjes de 2005 y 2010.

Christopher Clark, un socio del bufete Latham & Watkins que asesora a bonistas con más de 5.200 millones de euros en deuda argentina, expresó que están trabajando en una solicitación de consentimiento por la cláusula, indicó reuters.

LEÉR MÁS  Ponen a la venta la conservera Alco, que tiene 140 empleados

Estamos avanzando y trabajando con Deutsche Bank para progresar lo más rápido que sea posible

”Estamos avanzando y trabajando con Deutsche Bank para progresar lo más rápido que sea posible en solicitación”, afirmó Clark.

La acción permitiría al país negociar con los fondos buitre sin temor a que los bonistas que sí entraron a los canjes de deuda puedan, en el futuro, entablar demandas multimillonarias. De todos modos, una gran mayoría de los reestructurados debería declinar de su derecho para que Argentina negocie sin presión con los holdouts.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here