A partir de esta decisión judicial, la UE tiene un tiempo prudencial para realizar sus descargos, por lo que este fallo podría implementarse en los próximos meses.
El director general de la Cámara de Biocombustibles (Carbio), Víctor Castro, precisó a ámbito.com que la Comisión Europea, junto a los productores de ese bloque, ”pueden apelar esta medida, que es de primera instancia, por lo que la medida no se haría efectiva hasta que el fallo quede firme”. 
Para el ejecutivo, ”la anulación de estos aranceles sería un medida positiva para nuestro país porque permitiría retomar el mercado europeo ya que, en la actualidad, el ingreso es imposible debido a que los altos gravámenes llegan hasta los 250 euros por tonelada”. 
”El impacto va a ser fuerte y la Argentina tiene capacidad ociosa importante para producir biodiésel, tenemos materia prima para producir más biocombustible”, dijo con relación al fallo.
En noviembre de 2013, la Unión Europea impuso aranceles de entre un 22,0 y un 25,7 por ciento a productores argentinos, en ambos casos por cinco años. También impuso un gravámen de un 8,8 a un 20,5 por ciento para Indonesia. 
La Unión Europea había argumentado que gravámenes a la exportación de productos sin refinar, granos de soja en el caso de Argentina y aceite de palma en el de Indonesia, daban una ventaja a los productores locales de biodiésel, lo que les permitía ofrecer productos a precios injustamente bajos.
La Corte General de la Unión Europea, la de más baja jerarquía de las dos del bloque, dijo que los precios de las materias primas sin refinar no estaban regulados y que la Unión Europea no había probado que hubiese una distorsión apreciable de los precios como resultado del sistema de impuestos diferenciados a la exportación.
Tanto Argentina como Indonesia se habían quejado ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) y Argentina logró veredictos a favor de varias de sus demandas.
En agosto de 2012, Carbio y sus empresas asociadas había tenido un primer resultado positivo cuando la UE retiró la primera demanda contra los envíos nacionales por la existencia de subsidios. A pesar de ello, las importaciones cayeron dramáticamente después de que la UE impuso derechos antidumping de entre 216,64 y 245,67 euros por tonelada sobre los envíos argentinos de biodiesel en noviembre de 2013. 
Frente a esta situación, en febrero de 2014, la entidad apeló la medida ante la Corte General de Justicia de la UE y, de forma paralela, el Gobierno con el apoyo del sector privado apeló la medida ante el Órgano de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC). 
El pasado de 29 de marzo de 2016, el Panel de la OMC concluyó que las medidas antidumping impuestas por la UE eran contrarias a las normas comerciales multilaterales vinculantes. A pesar que la UE recurrió el informe final ante el Órgano de Apelación de la OMC, la resolución del Panel constituye una victoria sin precedentes para CARBIO y para la Argentina. Se espera que en octubre próximo la OMC emita su dictamen final. 
Ámbito Financiero
LEÉR MÁS  Esta semana esta semana vencen Lebac por $536.000 millones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here