”La necesidad de mejorar la infraestructura en sectores como energía, transporte, puertos, logística, y vivienda, tendrían un impacto positivo para el crecimiento económico. El desafío es cómo volver a capturar la Inversión Extranjera Directa”, planteó Mariano Sánchez, socio de KPMG Argentina, responsable de Advisory.

El especialista dijo a un grupo de empresarios que ”unos USD 50 mil millones (10 % del PBI) deberían destinarse a equipamiento y máquinas; USD 45 mil millones (9%) a infraestructura; y USD 30 mil millones (6%) a inmuebles privados”.

LEÉR MÁS  Según INDEC en Mendoza bajó el desempleo

Asimismo, Sánchez consideró que ”la inversión más dinámica y expansiva en lo económico será la de infraestructura donde de ese total el sector energético demandaría USD 28 mil millones; vivienda USD 10 mil millones; y un tercer nivel de USD 7 mil millones compuesto por transporte con USD 3.600 millones; agua y sanidad USD 2.200 millones y vialidad 1.200 millones de dólares”.

LEÉR MÁS  ¿Qué significa ser un "mercado emergente"?

La Argentina deberá revertir la caída de la inversión extranjera directa

El especialista resaltó que ”la Argentina tiene la necesidad de garantizarse fuentes de financiamiento para sostener en el largo plazo un proceso de desarrollo económico y social que acompañe las nuevas oportunidades internacionales de negocios. Esto es capturar mayores flujos de inversión extranjera directa en los próximos años y obtener financiamiento mundial aprovechando las bajas tasas de interés que se mantienen para atraer inversiones a los sectores productivos que ofrecen oportunidades de negocios a desarrollar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here