El escándalo por la manipulación de las emisiones en sus motores diésel perjudica la imagen de Volkswagen, pero también será un duro golpe económico. Las cinco claves para entender el problema.

1- ¿Cuánto costará?

El total es difícil de calcular. Volkswagen reservó 6.500 millones de euros para posibles gastos. Se desconoce aún a cuánto podrían ascender las multas a la empresa, los gastos jurídicos y las indemnizaciones a clientes. El banco alemán LBBW calcula que los perjuicios a la empresa podrían ascender en los próximos años a 47.000 millones de euros. Sin contar los daños de imagen y la posible caída de las ventas.

2- ¿Cuánto dinero tiene VW?

La compañía ahorró grandes cantidades en los últimos años. A mediados de año tenía un capital disponible de 18.000 millones de euros. Eso es más que el valor en bolsa de empresas alemanas como Adidas o Lufthansa. Según el analista del banco alemán NordLB Frank Schwope, VW podría usar la mitad de ese dinero para cubrir posibles gastos. Además, el grupo puede vender títulos por valor de unos 15.000 millones de euros. También tiene participaciones en Suzuki y en otras empresas que pueden venderse por unos 5.000 millones de euros.

3- ¿Puede quebrar Volkswagen?

Es muy improbable. El grupo puede obtener liquidez mediante créditos y bonos. Si las cosas se pusieran muy feas, el gigante
automotor puede vender alguna de sus joyas. Lo más sencillo sería deshacerse de sus marcas de superlujo: Bentley, Bugatti o
Lamborghini. Las tres marcas, sumadas al fabricante de motos Ducati, valen entre 5.000 y 10.000 millones de euros, según Schwope. La venta de los fabricantes de camiones MAN y Scania podría reportar entre 30.000 y 35.000 millones de euros. Es poco probable que VW se desprenda de Porsche.

4- ¿Podría VW ampliar capital para pagar estos gastos?

Solo en parte. Una ampliación de capital con nuevas acciones es más difícil en VW que en otras empresas. Tanto las familias
propietarias, Piech y Porsche, como el estado federado alemán de Baja Sajonia quieren evitar que sus respectivas participaciones en el grupo se diluyan con la emisión de nuevos títulos. Tampoco es probable que quieran embarcarse en nuevas inversiones. Así que lo previsible sería que VW emitiera acciones preferentes, que no dan derecho a voto en las juntas de accionistas.

5- ¿Cómo puede recortar gastos VW?

Lo primero suele ser el ahorro en gastos de personal: peores sueldos, cese de contrataciones, despidos. No será fácil en
Volkswagen, donde los sindicatos tienen más poder que en otros grandes grupos. Más sencillo sería limitar las inversiones. VW planea gastar 100.000 millones de euros en investigación, infraestructuras y equipamiento hasta 2019. Según Schwope, VW podría limitar aquí el gasto en 2.000 millones de euros al año. El peligro es que la investigación de la competencia logre dejar atrás a una de las empresas punteras en tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here