Los ingresos brutos de divisas por inversiones de no residentes en el país sumaron u$s 1275 millones en mayo, apenas por debajo de los u$s 1486 que entraron en abril. Apenas u$s 143 millones fueron inversión extranjera directa.

El flujo de ingreso de divisas por inversión extranjera directa se redujo en mayo por segundo mes consecutivo, mientras que la llegada de inversiones con destino a colocaciones “de portafolio” acumuló su segundo mes al hilo de cómodamente por encima de los u$s 1000 millones.

Los ingresos brutos de divisas por inversiones de no residentes en el país sumaron u$s 1275 millones en mayo, apenas por debajo de los u$s 1486 que entraron en abril.

De ese flujo bruto de ingreso, u$s 143 millones fueron inversión extranjera directa. La cifra supone una caída significativa respecto del mes anterior, cuando entraron u$s 224 millones, y de mismo mes del año pasado, cuando el número llegó a los u$s 224 millones. En términos netos, inversiones de residentes argentinos fuera del país por u$s 22 millones, redujeron los ingresos de de inversión extranjera directa en u$s 122 millones.

“No me sorprende que se hayan desacelerado los flujos de ingreso de divisas de inversión directa, espero que se mantengan así a medida que se acerquen las elecciones, lo mismo vamos a ver con las inversiones de portafolio si el panorama electoral no es claro”, dijo Fausto Spotorno de Orlando Ferreres y Asociados. “Pero no hay que confundir flujos con decisiones de inversión, los anuncios de inversiones crecen aunque se van a detener más cerca de los comicios”, agregó.

Por el lado de las inversiones “de portafolio”, los ingresos brutos llegaron a u$s 1132 millones en mayo, por debajo de los u$s 1262 millones del mes previo pero muy por encima de los u$s 242 millones de mismo mes del año anterior (un crecimiento interanual del 367%). En términos netos, la salida de inversiones de cartera de argentinos por u$s 254 millones redujo el saldo de ingreso a u$s 878 millones en el mes.

Los números netos son los que muestran el mayor avance, porque si bien el ingreso de divisas por inversiones de portafolio fue mayor en abril que en mayo, la salida de inversiones de argentinos hacia el exterior fue más grande en abril. Así, el ingreso bruto por inversiones de cartera había quedado en sólo u$s 149 millones en abril, lo que implica una suba de casi 500% intermensual.

Los datos, incluidos en el Informe de Balance Cambiario del Banco Central (BCRA), detallan que parte de la entrada de inversiones de cartera

–u$s 630 millones– tuvo como destino inversiones en dólares, con lo que no ayudó a la apreciación del peso.
“Por lo tanto, los ingresos para inversiones de cartera de no residentes en pesos rondaron los u$s 250 millones, unos u$s 100 millones por encima de lo observado el mes previo y u$s 290 millones por debajo del récord del mes de marzo por u$s 540 millones”, consignó el informe del BCRA.

Si se pasa de los números de mayo a los acumulados en lo que va del año, se ve que el ritmo de ingreso bruto de inversiones financieras y directas muestra una diferencia de 1 a 4. Mientras que en cinco meses entraron flujos brutos por u$s 1106 millones de inversión directa, fueron u$s 4005 millones los de inversión de cartera.
Esto implica un crecimiento fuerte en el ingreso de divisas al país por ambas ventanas de inversión, ya que a mayo del año pasado habían entrado u$s 896 millones de inversión directa y u$s 661 millones de portafolio. Son u$s 5111 millones totales este año contra u$s 1557 millones en los cinco primeros meses del año pasado, una variación del 228%.

El año pasado, la inversión extranjera directa en economía real le había ganado a las inversiones de cartera. Habían entrado en todo el año u$s 2605 millones por el primer concepto y u$s 1922 por el segundo. Eso se revirtió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here