Empresas energéticas y bancos, con mejor animo inversor

Con el firme impulso de empresas energéticas y bancos que saltaron hasta 15,6% en Wall Street, la bolsa porteña extendió su racha positiva iniciada el viernes pasado, y escaló un 3,6%, a contramano de los mercados de referencia, mientras que los bonos en dólares subieron hasta casi 4% luego del contacto telefónico entre el presidente electo Alberto Fernández y la directora jefe del FMI, Kristalina Georgieva.

Producto de un mejor ánimo entre los inversores después de ciertas «señales positivas» por parte de algunos integrantes del Gobierno electo sobre la deuda, el índice líder S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) encadenó su tercera suba en fila, y trepó hasta las 33.421,12 unidades, con lo que acumula una mejora cercana al 8% desde el último día de la semana pasada (en noviembre aún acumulaba una baja del 4,5%). De todos modos, vale resaltar que el volumen diario no fue demasiado importante, y apenas alcanzó los $709,4 millones en acciones.

En la plaza local, los avances los encabezaron los papeles del banco BBVA (+9,2%); de Transportadora de Gas del Norte (+7,2%); de Ternium (+7,1%); de Central Puerto (+7%); y de Edenor (+6,6%). Por el lado de las bajas, solo BYMA operó en terreno negativo (-0,6%).

Pero en Wall Street se dieron los mayores rebotes: los ADRs de BBVA volaron un 15,6%; los de Central Puerto, un 9,1; y los de Banco Macro, un 7,3%.

La recuperación de las últimas jornadas sorprendió a los analistas, sobre todo a partir de la caída registrada esta semana en los mercados internacionales por la escalada en las tensiones comerciales entre EEUU y China. Por eso comienzan a vincular este rebote con señales alentadoras que provienen de la futura administración. «Alguna reunión entre el futuro equipo económico y representantes de fondos de inversión internacionales, y un más comprensivo Fondo Monetario Internacional del que se creía fueron los motivos principales de la suba», comentó un operador.

LEÉR MÁS  Un avión militar desapareció en el sur de Chile

En la víspera, el presidente electo mantuvo una conversación telefónica con la directora del FMI, en la cual le expresó su intención de resolver el problema de Argentina y poder pagar la deuda con el FMI y el resto de los acreedores. Este miércoles, el organismo internacional reforzó el pedido de un proyecto económico completo para volver a trabajar con la Argentina.

En concreto, la expectativa de un canje más amigable, de acuerdo a trascendidos sobre algunas condiciones de la oferta que se estaría elaborando, desató una positiva reacción entre los operadores, y así es que rápidamente los activos domésticos impulsaron otra recuperación.

En el mercado, algunos creen que a medida que se acortan los tiempos y «se oye» que se descartan las medidas más extremas, y que se busca atacar el problema de los acreedores «con buena fe», se comienza a inyectar un poco de ánimo en el inversor, en medio del clima de incertidumbre que ya lleva varias semanas.

«Las acciones habían caído durante cinco días seguidos hasta el jueves de la semana pasada producto de la falta de confianza que provocaban las declaraciones de algunos referentes del gobierno electo. Ahora parece haber una tregua, pero todo es un vaivén hasta que se definan las principales políticas del nuevo presidente», analizó el director de Proficio Investment, Rafael Di Giorno.

Desde Portfolio Personal Inversiones, en tanto, apuntan «a una zona de soporte de corto plazo que se ubica en 31.000/30.000 puntos (nivel testeado en la corrección de la semana pasada), mientras que la resistencia más inmediata de lograr la zona actual en las próximas ruedas será en 33.900-34.000 puntos en la conjunción de las medias».

Riesgo país y bonos argentinos
Frente a este panorama, el riesgo país argentino bajó este miércoles 104 unidades (4,4%) y se ubicó en 2.262 puntos básicos -muy cerca de los mínimos de noviembre-, según el índice que elabora el J.P.Morgan, luego de que la semana pasada estuviera cerca de los 2.600 puntos, nivel récord durante el mandato del presidente Mauricio Macri.

LEÉR MÁS  El Congreso se prepara para el cambio de gobierno

En ese marco, los principales bonos en dólares cerraron con mayoría de firmes alzas, luego del mencionado contacto telefónico entre Fernández y Georgieva. «Ante rumores de una posible reestructuración (de deuda) menos agresiva de la esperada el mercado recibe positivamente esto y los bonos suben», explicaron desde Consultatio.

Así fue como los títulos dolarizados (cotizantes en pesos) avanzaron hasta un 3,4%, tal fue el caso del Bonar 2020. Asimismo, el Discount bajo ley argentina creció un 1,4% y el bono centenario ganó un 1,7%. No ocurrió lo mismo con el Bonar 2024, que cedió un 0,6%.

Mientras tanto, los bonos nominados en moneda dura treparon hasta 3,9%, encabezados por el Bonar 2020 (AO20D).

«Las castigadas paridades de los bonos descuentan una agresiva oferta, y así es que señales sobre condiciones más amigables despiertan alivio entre los inversores. A pesar de ello, se reconoce que el proceso sería complejo – y por ello sujeto a volatilidad – al deber contar con una alta aceptación que requerirá de un plan económico integral y del FMI», sostuvo un analista.

Por el lado del tramo en pesos, los bonos operaron dispares, concentrándose el volumen en el tramo CER que además fue el de mejor performance, dejando subas de 0,3% en promedio, mientras que los floaters continúan con escaso volumen de operaciones y sin tendencia definida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here