Tienen en común ser el billete de mayor denominación de cada época, pero al ”yaguareté de $500 de hoy y el ”Roca” de 1992 de $100 los separa su poder de compra.

La mayor diferencia se puede notar en el valor de una propiedad. Mientras en 1992, cuando un peso valía lo mismo que un dólar, un departamento de dos ambientes en el barrio porteño de Caballito costaba $23.500 y se necesitaban tan sólo 235 billetes de $100 (los de mayor denominación de aquella época), hoy una unidad de similares características cuesta $1.875.000 (equivalente a u$s 125.000, tomando como cotización del dólar $15) y son necesarios 3.750 billetes de mayor circulación.

En el caso de los productos de electrónica la diferencia también es notoria. Un televisor estándar en enero de 1992 (cuando se lanzó el billete de $100) valía $600, por lo que eran necesarios seis billetes de $100 para adquirirlo; hoy, un aparato TV LED de 32 pulgadas se consigue a un precio base de $8.000 y son necesarios 16 billetes de $500 para poder comprarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here